¿Cómo evitar las enfermedades respiratorias?

Nos encontramos en un momento de crisis mundial por la covid 19. Tras su aparición el riesgo de adquirir diversas enfermedades respiratorias ha aumentado. Los especialistas alertan que estas debilitan el sistema inmunológico, por tanto el cuerpo no estaría listo para combatir el coronavirus ¡Qué miedo! Es importante que conozcas las diferentes formas de impedir contraerlas así te enfrentas saludable incluso a una pandemia. 

Datos sobre las infecciones de orina ¿Qué las causa y cuáles son sus riesgos?

Enfermedades respiratorias más frecuentes y sus síntomas

enfermedades respiratorias 3
El resfriado común

Dependiendo de dónde se ubiquen en el organismo, está su clasificación. Se dividen en 3: infecciones de vía aérea superior, del pulmón y enfermedades infecciosas crónicas. Entre ellas son más usuales:

La Gripe, una enfermedad contagiosa producida por los virus de la influenza. No produce en general complicaciones graves de salud. Los síntomas que te hace sentir son fiebre, dolor de garganta, tos seca, cansancio extremo, jaquecas y náuseas. Se transmite por el goteo nasal o al toser o tocando objetos infectados. Los malestares duran poco, máximo una semana.

El Resfriado común es una infección viral leve del sistema respiratorio superior que afecta a gente de todas las edades. Se transmite muy fácil y dura de 3 a 10 días. Te provoca un aumento de la fiebre, temblores, dolores musculares y malestar general. Los rinovirus constituyen la  causa principal del resfriado común. En caso de que el afectado esté con las defensas bajas podría causar sinusitis.

La Pulmonía se tiene por bacterias, virus u hongos. Facilita que el tejido que forma los pulmones se vea enrojecido e hinchado. Si no se detecta podría tornarse grave y mortal, peor aún para los inmunodeprimidos. Te da dolor en el pecho y falta de aire. 

El Asma se caracteriza por vías aéreas hiperreactivas. Trae dificultad para pasar el aire y provoca tos. Muchos la poseen por cuestiones genéticas, por ejercicios excesivos en personas hiper-reactivas y por condiciones de frío extremas. No se contagia y en caso de no tratarse el paciente podría morir.  

La Bronquitis, ocurre cuando los bronquios se inflaman por una infección. Ocasiona tos, fiebre, fatiga y dificultad para respirar. Se contrae habitualmente por fumar, una alegría o exposición al polvo. 

Cuidados en la higiene personal

La prevención debe comenzar en tu propio hogar y hábitos. Una dieta saludable y balanceada, aunque no lo creas, es una forma efectiva para no tener enfermedades respiratorias. No solo eso, debes hacerlo a las horas correspondientes, sin saltarte la cena y mucho menos el desayuno. Incorpora algunos alimentos ricos en vitamina A y C. Entre ellos están la calabaza, la zanahoria, la naranja y el limón. Las Vitaminas A y C ayudan a reforzar el sistema inmunológico y a prevenir enfermedades respiratorias, ya que contienen propiedades antioxidantes. Asegúrate de ingerirlas como medicamentos recomendados por un doctor. 

Toma suficiente agua, sobre todo antes de que te sientas seco. Lava tus manos constantemente para no tener contagios de enfermedades respiratorias. Mantén todo limpio y sin polvo, no te toques la boca ni la nariz. Haz ejercicios para la respiración varias veces a la semana. Ventila y sal  a tomar sol en las mañanas. Ante la presencia de tos, goteo nasal u otros malestares visita al médico. 

Estas son las cosas sorprendentes que hace el organismo humano cuando no se alimenta

Medidas preventivas cuando sales a la calle

enfermedades respiratorias 2
Ponernos mascarillas que sirven para impedir enfermedades respiratorias contagiosas

Al salir al exterior se potencian los riesgos de contagios no solo de gripes sino incluso de la COVID-19 que se vive hoy. La aparición de la pandemia nos obligó a ponernos mascarillas, que sirven para impedir enfermedades respiratorias contagiosas. Evita visitar lugares cerrados con muchas personas alrededor, no toques tus ojos, nariz y boca hasta desinfectarte. No fumes cerca de la gente. No vayas a hospitales o zonas infectadas. Es de suma importancia que no salgas de casa si has pasado por una afección reciente. 

¿Cómo evitar el contagio de enfermedades respiratorias en el trabajo?

Se vive una situación complicada que propicia a la aparición de enfermedades respiratorias y otras más contagiosas. En la mayoría de los centros laborales se han dictado las siguientes indicaciones. Lávate las manos, en especial  después de tocar superficies que puedan estar contaminadas. Los geles con alcohol son buenos sustitutos del jabón, también los puedes utilizar en vez de ir al baño tantas veces. Mantén limpias las áreas que se habitan. No compartas utensilios para comer ni recipientes con otros compañeros. Sepárate un poco de aquellos que puedan estar enfermos.  No te bajes la mascarilla mientras estés junto a los demás.

Cuídate de estas enfermedades y lesiones que afectan las rodillas

Protege a los niños de enfermedades respiratorias

enfermedades respiratorias
Enséñalo a mantener sus manos limpias

Durante los cambios de estaciones los menores suelen adquirir enfermedades respiratorias. Hay una gran variedad de virus que se propagan con facilidad a través del contacto directo con otros afectados. Las bebidas compartidas, mantas, objetos metálicos y ambientes cerrados hacen que sea probable adquirirlas. Abriga bien a tu hijo para que no se resfríe. Tapa sus oídos y manos porque son zonas donde entran las bajas temperaturas. Enséñalo a mantener sus manos limpias y taparse la boca y la nariz si estornuda, así cuidas a otros niños. 

Al igual que cualquier persona necesita alimentarse, pero los menores requieren aún más dedicación. Las frutas y vegetales tienen que estar en sus comidas y meriendas, sobre todo aquellos alimentos ricos en vitamina C. Siempre deben darse baños calientes en invierno y otoño, no se pueden duchar demasiado tarde. Sepáralos de infectados, así no corren riesgos. Desinfecta sus útiles escolares en cuanto llegue a casa. Si padece de asma sigue todas las indicaciones del doctor antes de que surja alguna crisis.

Ponles las vacunas que existen contra estas enfermedades, cuenta con tu médico antes. Entre ellas está la antigripal o contra la influenza, que es anual. Solicita una cita con el alergista para un tratamiento adecuado si tu pequeño lo requiere. Llévalo a sitios abiertos como el campo, así respira aire puro. No lo mantengas cerca del humo de cigarrillos u empresas industriales con sustancias peligrosas. Infórmate sobre la herencia de enfermedades respiratorias antes de que puedan afectarle. 

Vivimos en un mundo lleno de hospitales cargados de personas con neumonía, asma y otras enfermedades respiratorias. Es necesario que pongas en práctica estos consejos para tener menos riesgos de verte obligado a ir al médico. Recuerda que es mejor prevenir que tener que lamentarse en un futuro. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *