¿Cómo aumentar la esperanza de vida de un país?

Aumentar la esperanza de vida de un país

A medida que pasa el tiempo las personas viven cada vez más. De hecho, a lo largo de la historia, aumentar la esperanza de vida de un país ha ido en un constante aumento. Y en los últimos 200 años la misma ha aumentado más del doble. En un principio este fenómeno venía ocurriendo gracias a la disminución de la mortalidad infantil. Pero desde la segunda mitad del siglo XX, el motivo principal ha sido la disminución de la mortalidad en personas con edad avanzada.

Un ejemplo es Suecia, donde los datos demográficos desde el siglo XVI son muy exactos. En este país la esperanza de vida viene creciendo desde hace 150 aproximadamente. Como Suecia hay muchos otros lugares: Japón, Europa Occidental y Norteamérica son algunas de las zonas; en las que se ha observado una prolongación de la esperanza de vida promedio.

Esta situación se tradujo en un rápido aumento de la cifra de personas ancianas alrededor del mundo (Aquellas que llegan a los 100 años o más). Un supercentenario es un individuo que logra sobrepasar los 110 años de vida.

El primer supercentenario confirmado fue Geert Adrians-Boomgaard, que murió en 1899 con exactamente 110 años y cuatro meses. La primera mujer con dicho título, fue Margaret Ann Neve, que falleció en 1903. También con 110 años, pero a diferencia del primero, ella estaba casi por cumplir los 111 años.

Delina Filkins, que murió en 1928, mantuvo el récord de 113 años y siete meses durante 52 años después de su muerte. En la actualidad el récord pertenece a la francesa Jeanne Calment, que perdió la vida el 4 de agosto de 1997 con la impresionante edad de 122 años y 5 meses. Aun así, se espera que su marca sea superada en poco tiempo.

aumentar la esperanza de vida de un país
Jeanne Calment

Vivir más de 100 años

A pesar que la tendencia al aumento de la esperanza de vida se esté generalizando, todavía no puede darse por sentado, y es que mientras aumenta en países como Dinamarca, en Suecia se ha observado una reducción del número de personas con edades más altas.

Para estar seguros, se realizó un estudio en el que se estudiaron 16.931 centenarios nacidos entre 1870 y 1904 en Suecia y Dinamarca, países vecinos y muy relacionados entre sí. El estudio reveló que, aunque Suecia tiene un índice de mortalidad inferior al de su vecino en la mayoría de edades, no hay pruebas concluyentes de que haya aumentado en los años recientes. Sin embargo, en Dinamarca se observó que las personas mueren cada vez a edades más altas, y el aumento de la esperanza de vida se mantuvo constante durante todo el período de estudio.

¿Por qué la diferencia?

Existen algunas teorías que explican la disparidad entre las esperanzas de vida en ambos países. En primer lugar, hay una marcada diferencia en la calidad de los servicios de salud entre las dos poblaciones ancianas.

Las últimas investigaciones, demostraron que en Dinamarca, las mujeres centenarias, en su mayoría; todavía son capaces en cierto sentido de realizar algunas de las tareas básicas para tener una vida independiente, como vestirse y bañarse. En Suecia, por el contrario, no se avistaron signos de mejoría en este sentido. Con deterioro de la cognición, movilidad y rendimiento de las personas centenarias.

aumentar la esperanza de vida de un país
En Dinamarca se observó que las personas mueren cada vez a edades más altas, y el aumento de la esperanza de vida se mantuvo constante durante todo el período de estudio

También, durante la década de los 90; Suecia se vio azotada por una serie de crisis económicas que afectaron el servicio de salud para los mayores. Por ejemplo, muchas personas mayores hospitalizadas, se trasladaron a residencias de ancianos. Y se redujo la cantidad de camas en las mismas, situación que puso en riesgo a varias personas mayores, principalmente a aquellas con condiciones socioeconómicas inferiores.

Además, ambos países han mantenido distintas políticas respecto al cuidado de los ancianos. En Suecia optaron por enfocarse en los más débiles, mientras que en Dinamarca se mantiene una estrategia más amplia para todos. Los datos recogidos demuestran que es posible prolongar la esperanza de vida si se mejoran los sistemas de cuidados y salud en las edades más altas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *