Imponente estructura: El Edificio del Reichstag Alemania

¿Qué es lo que esconden las paredes en el edificio del Reichstag en Alemania? Albergan más de un siglo de historia. No sólo fueron centro de reuniones parlamentarias, también resistieron las explosiones de la Segunda Guerra Mundial. Sede del Gobierno Alemán, hospital militar, centro de cultivo, fábrica ¡Cuántas facetas tiene para contar esta imponente estructura! Si deseas saber más acerca del valor patrimonial de este edificio, sigue leyendo. Entérate de quién diseñó el proyectó, qué simbolizan sus ornamentos y cómo sobrevivió al misterioso incendio.

No pases por alto la seductora ciudad de Singapur una gran opción para tus planes de viaje

El Edificio del Reichstag, función e instalaciones previas

El Edificio del Reichstag 3
En la actualidad Reichstag hace alusión al Parlamento Alemán

La palabra Reichstag se empleaba desde la Edad Media para hacer referencia a la Asamblea del Imperio Romano Germánico. La misma era encargada de controlar cualquier acontecimiento importante en el Estado y hasta elegía al emperador. Desde 1356 y hasta la paz en Westfalia, la elección de los emperadores en Alemania la hacían 7 príncipes. Luego la cifra de integrantes en la Asamblea ascendió a 8. Tenían la potestad de otorgar permisos especiales dentro del gobierno, pero siempre subordinados a sus intereses.

En la actualidad Reichstag hace alusión al Parlamento Alemán. “La Cámara Alta de Prusia” fue el primer centro en acoger una reunión con sus integrantes. Esto ocurrió luego de que en 1871 se fundara el Imperio. El espacio era insuficiente y se hizo necesario buscar un sitio más grande para efectuar las conversaciones. Se pensó entonces en la “Casa de los Diputados de Prusia” pero este local tampoco tenía la extensión requerida. Era una misión imperiosa construir un centro que representara al Parlamento de Alemania.

Lugar, planificación y ejecución del proyecto de obra para el Reichstag

Hubo un comité encargado de elegir el sitio más apropiado para llevar a cabo la obra. El mismo convocó a un concurso para seleccionar el mejor diseño de proyecto. Entre más de 100 reconocidos arquitectos el más aceptado fue el de Ludwig Bohnstedt en junio de 1872. Al Káiser Guillermo I le gustó el terreno propuesto que era donde se encontraba el palacio de Atanazy Raczyński. Aunque fue de su agrado, no quiso desalojar al conde de ese lugar.

Se estuvo buscando otras alternativas pero sin aciertos. Fue en 1880 que el hijo del conde entregó el terreno a cambio de una generosa indemnización. Su padre había muerto en 1874. La Asociación de Ingenieros y Arquitectos de Alemania expresó que todos los especialistas de la obra debían ser nativos. Fue necesario celebrar otro concurso y esta vez la propuesta elegida fue la de Paul Wallot entre 189.

La obra con estilo neorrenacentista comenzó en 1884 y tardó 10 años en estar lista. Lo que más demoró fue encontrar la posición correcta para la cúpula. Aquí tuvo que intervenir Hermann Zimmermann que con su solución erigió un importante logro para la ingeniería alemana.

Estas son las ciudades escondidas que debes visitar en tus vacaciones

El Edificio del Reichstag: condiciones iniciales, arte y decoración

El Edificio del Reichstag 2
La cúpula por dentro

Al concluir la construcción, el edificio del Reichstag contaba con energía eléctrica y calefacción. Para esto combinaba la energía del Sol y la ventilación mecánica. Aunque tenía largas ventanas dobles para permitir la entrada de aire también estaba dotado con ventiladores. Aprovechaba la temperatura del suelo para que este sirviera de almacén. La institución tenía sistema de refrigeración y sacaba ventaja de los recursos renovables.

Las extensas salas de conferencia, cuartos de lectura, baños sanitarios, todo estaba concebido para la comodidad de los parlamentarios. La biblioteca de esta edificación llegó a contener más de 260.000 tomos. Poseía además una sorprendente decoración con madera preciosa traída de los trópicos. En su interior existe un pasadizo subterráneo que se conectaba con la residencia del presidente en aquella época. Túnel que sería usado en caso de emergencias para mayor seguridad.

La ornamentación se hizo conmemorando la unión del Imperio. Así lo demuestra la alegoría de la nación alemana de Reinhold Begas. También se evidencia en la altura de su portal principal y los objetos que simbolizan los reinos del Reich. Las torres evocando el poderío social y la representación de los ríos Rin y Vístula son tesoros de la nación.

El misterio detrás del incendio en el edificio del Reichstag

El 27 de febrero de 1933 el Edificio del Reichstag fue envuelto por las llamas. La verdad de lo acontecido ese día nunca salió a la luz debidamente. Muchos especulan que se debe a que la alta dirección del país en aquella época sacó provecho. La culpa cayó sobre un líder comunista llamado Marinus van der Lubbe e integrantes del Partido como Georgi Dimitrov. Los nazis aprovecharon la oportunidad para aprobar un decreto. El mismo autorizaba la pena de muerte para los acusados de traición a la patria.

Mientras Hitler fue canciller los parlamentarios tuvieron que reunirse en la construcción de la Krolloper. El edificio del Reichstag quedó muy deteriorado. Se tuvo que reparar de urgencias en algunas zonas, entre ellas la cúpula. En el transcurso de la Segunda Guerra Mundial se utilizó como hospital militar. Bloquearon sus ventanas para convertirlo en una verdadera trinchera. Sus salas fueron testigo de la elaboración de válvulas al vacío.

El Reichstag era considerado un símbolo de la Alemania Nazi. Tanto así que el Ejército Rojo afirmó que la derrota definitiva del imperio ocurriría si se tomaba este edificio. Así ocurrió el 30 de abril de 1945 luego de casi 6 años de sangrientos combates.

Te mostramos algunos campos de concentración que no puedes dejar de visitar y conocer su historia

El Edificio del Reichstag en la actualidad

El Edificio del Reichstag
El Edificio del Reichstag en la actualidad

Al terminar la guerra esta construcción estaba destruida casi por completo. La preciosa cúpula soportó 8 explosiones hasta que se redujo a escombros. Los jardines en el Edificio del Reichstag empezaron a utilizarse como huerto. A partir de 1961 Paul Baumgarten es el arquitecto encargado de restaurarlo. Las obras duraron 12 años y se realizaron muchas reformas. Se pretendía cambiar el estilo buscando borrar el oscuro pasado en alguna medida.

Fue en 1990 que se decide tomar al Reichstag nuevamente como sede del gobierno. Para ello se sometió a otro proceso de restauración. Esta vez en manos de Norman Foster que trató por todos los medios devolverle al edificio los ornamentos iniciales. Después de 4 años y hasta la actualidad el Reichstag es el centro de poder supremo de la República de Alemania. Su principal misión es representar a la voz del pueblo. Aquí el Parlamento tiene potestad legislativa, escoge al Canciller y supervisa los trabajos gubernamentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *