La NASA comienza las pruebas de vuelo con su taxi aéreo eléctrico

¿NASA, taxis, espacio aéreo; no te suena? Hace pocos días la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) de los Estados Unidos dio a conocer una noticia; la misma que promete revolucionar esta área. Se trata de las pruebas de vuelo de un taxi aéreo eléctrico, capacitado para varias tareas.

Asombroso, la NASA dice que los trajes espaciales para ir a la luna no estarán listos en 2025

Alianza NASA-Joby Aviation: el nuevo taxi aéreo eléctrico

taxi aéreo eléctrico 3
El nuevo taxi aéreo eléctrico

El pensamiento de la NASA permanece intacto desde su fundación: llegar a nuevos ámbitos regidos por el desarrollo tecnológico e innovador. Ahora, se unen a la Compañía Joby Aviation para el desarrollo de un proyecto que sobresale por lo ambicioso y prometedor. Tras compromisos y alianzas: ¡ha llegado la experiencia!

Desde el 30 de agosto la NASA verifica la propuesta de la entidad de navegación aérea. El proyecto de avión de despegue y aterrizaje vertical totalmente eléctrico (eVTOL) permanece bajo estrictas pruebas. Los ensayos se realizan hasta el 10 de septiembre en la Base de Vuelo Eléctrica de Joby, ubicada en la zona de Big Sur, en California.

Para la agencia espacial norteamericana, las expectativas han crecido. Recientemente el prototipo de vehículo de Joby completó de manera exitosa un plan de vuelo. Hizo 240 kilómetros con una única carga de baterías. Esto ocurrió un tiempo antes de la actual campaña, lo cual ha permitido corregir detalles previos.

La noticia no ha tomado por sorpresa a quienes siguen el asunto. En noviembre del pasado 2020 la NASA explicó cómo seguirían de cerca el avance de los transportes aéreos con sistemas eléctricos. En ese momento, reveló el interés en colaborar con empresas privadas del país que se desarrollaran en esos ámbitos. ¿Por qué entonces el énfasis mediático en las presentes pruebas?

Esto es todo lo que necesitas saber sobre los GPS en teléfonos móviles ¿Cómo funciona?

Objetivo y desarrollo de las pruebas aplicadas al taxi aéreo eléctrico “Joby”

taxi aéreo eléctrico 2
La NASA pretende ver cómo este diseño de equipo industrial puede interactuar con el tráfico aéreo en el futuro

Las recientes verificaciones al eVTOL de Joby Aviation han sido únicas en su tipo. Lo demuestran el alcance informativo mediático y el rigor del proceso al cual están siendo sometidos. La NASA pretende ver cómo este diseño de equipo industrial puede interactuar con el tráfico aéreo en el futuro. ¿Qué parámetros atiende el estudio?

Las pruebas al “aerotaxi” se realizan como parte de la Campaña Nacional de Movilidad Aérea Avanzada (AAM) de la agencia norteamericana; donde, por primera vez, se examinan en profundidad este tipo de vehículos. El propósito radica en acumular datos acústicos y de rendimiento. A través de la instalación de más de 50 micrófonos se mostrarán en un equipo las matrices de las variables a estudiar. Luego, la información será empleada en posteriores modelos de simulación.

Además, la NASA, con la actual revisión, busca identificar cómo se efectúa el movimiento del novedoso vehículo; así como probar su funcionamiento y comunicación con los controladores. La información será recopilada tras volar el taxi aéreo eléctrico en escenarios planificados. Esas acciones corresponden a la primera etapa.

Para posteriores fases, los técnicos y especialistas pretenden aumentar la severidad de los ensayos. Dichos estudios se han proyectado para el próximo año 2022, donde tendrán locaciones más complejas. También podrán ejecutarse en otros modelos industriales. A este conjunto de experiencias de campaña le han asignado el nombre de NC-1.

La organización gubernamental aseguró que tomará las medidas pertinentes para no saltar los protocolos. Verificará los procesos de vuelo y seguridad. También tendrá en cuenta la preparación y cuidado de los participantes.

En palabras de Davis Hackenberg, director de integración de la misión AAM de la Nasa: “La Prueba de Desarrollo de la Campaña Nacional es un paso estratégico importante en los objetivos de la Nasa para acelerar la línea de tiempo de la industria AAM”. Mientras que para el director ejecutivo de Joby Aviation, Joeben Bevirt, la alianza “es fundamental para impulsar la comprensión científica y la aceptación pública de los aviones eVTOL”.

No dejes de ver estos materiales balísticos especiales para chalecos antibalas

El taxi aéreo eléctrico en un futuro cercano

taxi aéreo eléctrico
La tecnología del taxi aéreo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical de la Compañía Joby posee grandes potencialidades

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) ha puesto todo su quehacer en estos últimos días en el eVTOL. En vano no es. La tecnología del taxi aéreo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical de la Compañía Joby posee grandes potencialidades. Se trata de una invención que podría ayudar a la mejoría de la transportación por aire.

En ese sentido, varias empresas dedicadas a esto hablan de la implementación comercial en el 2024. Aunque algunos expertos afirman que faltarán al menos cuatro o cinco años antes de ofrecerse las primeras licencias a los llamados “coches voladores”. De ahí, la importancia de los estudios realizados por la agencia estadounidense. Aun así, existe la necesidad de comprobar la eficiencia y seguridad del equipamiento.

Con los “taxis” de despegue y aterrizaje vertical eléctrico se pretende no solo trasladar objetos, paqueterías y medicinas sino que también permanece el interés en mejorar con estos la transportación de personas en zonas pobladas. Sobre todo, si se tiene en cuenta que son menos ruidosos comparados con los helicópteros; de esta forma se adaptan mejor a la prestación de vehículo urbano aéreo.

Por su parte, la compañía ha asegurado que con el avance del prototipo podrán realizarse viajes sin emisión de gas. Como ejemplo expusieron el traspaso de personal como una realidad cotidiana desde lugares como San Francisco y Lake Tahoe, Houston y Austin, Ángeles y San Diego. Para el CEO de Joby Aviation esto constituye un logro que muchos creían imposible con la tecnología de baterías usadas en la actualidad.

No solo se habla de la preservación de la atmósfera y el apoyo al transporte urbano. Los actuales escenarios de pruebas beneficiarían “el progreso de la industria en la integración de vehículos AAM en el espacio aéreo” según aseveró Davis Hackenberg. Este funcionario también dijo que el proceso de investigación y ensayo, “ayudará a identificar brechas en las regulaciones y políticas actuales de la Administración Federal de Aviación de EE.UU. para ayudar a incorporar este tipo de aeronaves al Sistema Nacional del Espacio Aéreo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *