Hacen zapatos de 1,5 metros de largo para mantener distancia social

La distancia social puede ser difícil; Axa Magnolia, una empresa rumana de calzado, ha lanzado una línea de zapatos que podría ayudar a no contagiarse del Covid-19, ya que hace respetar el distanciamiento social, guardando las distancias recomendadas.

Con una punta particularmente pronunciada, el calzado hace difícil acercarse demasiado a las personas. Una característica bastante útil en estos tiempos de pandemia. Sin embargo, todavía hay muchas dudas sobre la comodidad de este modelo de calzado.

En realidad, el modelo no se ha inventado ahora en tiempos de coronavirus, como informa el portal local Ziua de Cluj, los propietarios de la empresa admiten que hicieron estos zapatos antes de la pandemia, pero ahora han intuido un propósito diferente, el del distanciamiento social.

Zapatos especiales
El artesano de calzados Grigore Lup

En tiempos de crisis la innovación se puede definir como dar a algo existente un nuevo aspecto y uso. Lo que ha hecho esta empresa rumana, dar un giro a sus creaciones.

La innovación en tiempos de crisis

Los modelos de zapatos con punta alargada fueron hechos en los espacios de Cluj-Napoca, informó el creador, el artesano de calzados Grigore Lup. Los zapatos fueron originalmente fabricados para varios teatros en Rumania.

De hecho, la empresa está especializada en la producción de zapatos, sandalias, botas para mujeres, niños y hombres, en serie o por encargo. Y también produce zapatos para los teatros de Cluj-Napoca y Târgu-Mureș, pero también los de bailes populares y tradicionales, específicos de diferentes zonas geográficas y nacionalidades.

También se contacta con el fabricante para calzado militar y, en casos especiales por ejemplo, de tallas muy grandes que no se encuentran en el comercio o debido a características particulares de los pies, también fabrica zapatos a medida.

En la página web de la empresa, actualmente, estos zapatos improbables, de punta alargada se venden como aptos para el distanciamiento físico. Estos zapatos que ayudan a mantener la distancia entre las personas, se unen así a las otras innovaciones propuestas por diseñadores y artesanos de todo tipo para vivir en estos tiempos de crisis.

Zapatos para la distancia social
Los modelos de zapatos con punta alargada fueron hechos en los espacios de Cluj-Napoca, informó el creador, el artesano de calzados Grigore Lup

Zapatos para la distancia social  

Las reglas de oro para evitar que la infección por el Coronavirus siga propagándose son dos. La primera se refiere a las manos, deben lavarse a menudo y a fondo, evitando tocar la cara.

La segunda se refiere a las distancias, si no llevamos la máscara, debemos alejarnos de los que están delante de nosotros colocando al menos un metro entre nosotros y ellos. La primera regla está bien, la segunda es más fácil de decir que de hacer.

No es por falta de buena voluntad, pero al estar con amigos es espontáneo tratar de acercarse a la otra persona. A veces la distancia de seguridad es quebrantada sin que se perciba conscientemente.

Esto lo ha notado Grigore Lup, que tiene 55 años, vive en Rumania y es zapatero de profesión. Empezó este trabajo cuando tenía sólo 19 años y que hasta hace poco tenía un negocio floreciente y bien establecido.

Grigore vive en Cluj Napoca, a 500 kilómetros de la capital Bucarest. Su pequeño taller artesanal de calzado es conocido en toda la región, pero también sufrió el paro impuesto por la emergencia de la pandemia. De ahí la idea de reinventar el negocio, para hacer del arte de la zapatería algo novedoso.

Descubre cómo ganar dinero desde casa durante la cuarentena

Zapatos especiales

Los zapatos de distancia social se unen así a muchos otros intentos de mantener activa la actividad económica y comercial para sobrevivir ante el coronavirus. Las propuestas de innovaciones han surgido en todas partes del mundo, por diseñadores, artesanos y profesionales de todo tipo.

Los zapatos para mantener la distancia social pueden ser fabricados en distintas tallas y color. Al ser alargada la punta tienen una función importante para la prevención del contagio de Covid- 19. Al usarlos, es posible mantener las distancias asegurando permanecer al menos a un metro y medio de distancia de otra persona.

Este calzado especial tiene 1,5 metros de largo, a un costo de 100 euros. Para las tallas grandes, más de  41 para mujeres y mayor a 45 para hombres, se cobra un coste adicional que varía según el modelo, que de hecho hay varios modelos ya disponibles, siempre con una punta alargada.

Zapatos para la distancia social
Los zapatos de distancia social se unen así a muchos otros intentos de mantener activa la actividad económica y comercial para sobrevivir ante el coronavirus

Hechos a mano

El zapatero usa varios centímetros cuadrados de cuero y piel, con la habilidad de su arte para crear los zapatos que hacen prácticamente imposible acercarse demasiado a los demás. Lup, utiliza cuero natural y herramientas de mano, gracias a sus 39 años de experiencia profesional, la elaboración de la pieza es totalmente a mano.

Son de tamaño 75 y tienen una especie de pico largo en el frente que los hace parecer vagamente un pato de gran tamaño.

La idea le da la vuelta al mundo

Los zapatos de distanciamiento social del zapatero Grigore están siendo reconocidos por todo el mundo, la empresa ha estado recibiendo órdenes de diferentes partes del mundo. Por extraña que parezca la idea del zapato alargado, ya se han hecho pedidos desde Rumania, Canadá y Reino Unido.

El fabricante expresó estar sorprendido, pues no esperaba que las personas realizaran el perdido de verdad. La idea de estos zapatos, le ha dado a Grigore Lup fama mundial.

El artesano indicó que ha llegado donde nunca pensó, la historia de sus zapatos también llegó al New York Times en los Estados Unidos.

A través de varias agencias que han promocionado el producto en todo el mundo; llamadas desde Canadá, Australia, América,  así como desde Rusia, Alemania, Italia.

También la noticia ha llegado a las páginas de grandes periódicos españoles. Recientemente el trabajo de este hombre ha sido contactado por una gigante agencia de Sudamérica, que ha promocionado el producto en Argentina y Brasil. Esta experiencia sorpresiva le parece fantástica al creador de la idea.

Obviamente, esta publicidad le ha traído numerosos pedidos en Rumania y muchos otros países del mundo. Si la máscara está tan de moda, ¿Por qué no también zapatos para el distanciamiento social?

La pregunta esencial, ¿serán cómodos de llevar estos zapatos especiales?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *