En el 2029 pasará un asteroide de más 300 metros cerca de la Tierra

¿Qué es un asteroide?

Un asteroide es un cuerpo celeste rocoso, más grande que un meteoroide y más pequeño que un planeta. La mayor órbita de Marte y Júpiter, en la región del sistema solar llamada cinturón de asteroides; otros se reúnen en los puntos de Lagrange de Júpiter, y la mayoría del resto cruza las órbitas de los planetas.

La palabra asteroide proviene del griego, ἀστεροειδής, y significa «de la constelación, en referencia al aspecto que presentan cuando se ven con un telescopio. Fue acuñado por William Herschel en 1802, aunque los astrónomos los llamaron planetas durante la mayor parte del siglo XIX. Hasta el 24 de marzo de 2006, los asteroides también se llamaron planetoides o planetas más pequeños. Sin embargo, estas condiciones no se han utilizado.

Después de la redefinición del planeta en 2006, que reclasificó este cuerpo como planeta enano, técnicamente fue Palas, encontrado en 1802, el primer asteroide descubierto. Durante estos dos siglos, el número de asteroides conocidos no ha dejado de crecer y alcanza los valores de cientos de miles. Pero si se agregara toda su masa, el equivalente solo daría un porcentaje del 5% de la masa total de la luna.

Se clasifican por su ubicación

Los asteroides se clasifican por su ubicación, composición o agrupación. Para el sitio, se toma como referencia la posición relativa de estos cuerpos hacia el sol y los planetas. Para la composición, se utilizan los datos extraídos de los espectros de absorción.

Los grupos se basan en valores nominales similares para el eje semi mayor, la excentricidad y la trayectoria en la trayectoria. Debido a su pequeño tamaño y gran distancia de la tierra, casi todo lo que sabemos sobre ellos proviene de mediciones astrométricas métricas y radiométricas, curvas de luz y espectros de absorción. En 1991, Gaspra fue el primer asteroide visitado por una sonda espacial, mientras que dos años más tarde, Ida fue el primero en confirmar la existencia de un satélite.

En este caso se trata del apodado Apophis, meteoro que estará tan solo a unos 31.000 kilómetros de la superficie de la Tierra, tan cerca como algunos de nuestros satélites y con un peso de 340 metros de ancho.

Es así como Apophis se convertiría en el asteroide más cercano a la Tierra, dándoles la oportunidad a muchos científicos para un mejor estudio, pues los mismos declaran que estando como quien dice con este fenómeno en el patio trasero podrían enviar un enorme satélite lleno de instrumentos importantes, que le serviría para aprender sobre cómo se veía nuestro sistema solar hace miles de millones de años.

Asteroide
Asteroide

Un gran reto

Para los científicos es un gran reto, pues han tenido la oportunidad de estudiar la trayectoria de este asteroide  desde su descubrimiento con una década de antelación y esto le ha dado la seguridad de que el mismo no tocará Tierra, algo que alienta a la comunidad porque un asteroide con estas dimensiones podría destruir a una ciudad.

La trayectoria  y las oportunidades de estudio de este evento natural fueron discutidas en la Conferencia de Defensa Planetaria 2019 en EEUU, el 3 de mayo. Aquí los científicos se propusieron ver  más en profundidad mediante telescopios ópticos y radares las características de este asteroide.

Trayectoria para el futuro

Según los estudios y observaciones la trayectoria de Apophis primeramente será visto en la noche sobre el hemisferio sur, luego en Australia de este a oeste y después cruzará el Índico desplazándose hacia el oeste, por encima de África.

También se espera que cruce el océano Atlántico en solo una hora. Solo nos falta esperar al 2029, un año que será importante para la ciencia, ya que este fenómeno permitirá no solo a la comunidad científica conocer nuevas cosas sobre la historia de nuestro planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *