¿Es posible aliviar la tos de tus hijos?

En los casos más gravosos se hace completamente necesario llevar al niño a los servicios de salud. Los problemas para respirar, el abatimiento, la presencia de un tono azulado alrededor de la boca y la persistencia de fiebre alta son señales que muestran la urgencia de una consulta profesional. En casi todos los casos se trata de un resfriado común debido a infecciones virales.

¿Los remedios son verdaderamente útiles?

Según Sônia Chiba, pediatra y presidenta del Departamento Científico de Neumología de la Sociedad de Pediatría de São Paulo, la mayoría de las gripes no necesitan ninguna medicina.

Simplemente es una enfermedad autolimitada, que se prolonga durante cinco y siete días, aun haciendo uso de remedios. Si a pesar de la enfermedad el niño la mayor parte del tiempo está feliz, saltando y sonriendo, sin dejar de consumir líquido, entonces lo más probable es que se trate de un resfriado común.

Aunque esta enfermedad no sea grave, constituye una verdadera molestia para los niños, principalmente por la tos. Desgraciadamente, no existe medicación de eficacia comprobada para aliviar la tos en los resfriados.

Existen algunos productos que refieren brindar algún alivio. Pero lo más recomendado es el uso de remedios naturales, según una revisión publicada en 2014 por la ONG Colaboración Cochrane.

Para los padres resulta difícil aceptar que lo más recomendable en estas situaciones es permitir el curso natural de la enfermedad y prescindir de los medicamentos.

aliviar la tos de tus hijos
Los niños que están resfriados precisan medicamentos solamente en caso de que haya fiebre

¿Cuándo medicarlos?

Los niños que están resfriados precisan medicamentos solamente en caso de que haya fiebre. Los medicamentos siempre tienen efectos secundarios sobre el organismo por los que muchos se preguntan para qué correr riesgos cuando es ya conocido que no van a funcionar.

Según Fátima Rodríguez Fernández, alergóloga y pediatra del Hospital Infantil Sabará, en São Paulo, una de las prioridades es garantizar que el niño permanezca hidratado. Si se trata de un bebé de 6 meses o menos edad, se hace necesario incrementar la cantidad de leche materna que se le suministra y se recomienda una solución salina en las fosas nasales del bebé.

miel para aliviar la tos de tus hijos
Miel para calmar la tos

Métodos populares para aliviar la tos

Existen otros métodos muy populares también que buscan aliviar la tos del resfriado. Estos son tomar miel antes de dormir, usar un humidificador en las habitaciones y la inhalación de suero fisiológico.

Según la doctora Fernández, inhalar suero fisiológico, ayuda a la hidratación de las mucosas y no constituye riesgo para el enfermo. Pero poner unas pocas gotas de suero fisiológico en la nariz cumple el mismo efecto. Según un estudio de Colaboración Cochrane en el año 2017 se concluyó que este método no obtiene “beneficios ni daños” para los pacientes con un simple resfriado.

aliviar la tos de tus hijos
A pesar de la popularidad creciente de la utilización de humidificadores en los cuartos de los enfermos, no se han realizado estudios clínicos concluyentes que evalúen la validez de ese método.

En cuanto a la ingestión de miel, es significativo tener presente que los niños de menores de un año; no deben tomarla debido al riesgo de botulismo. Esta es una enfermedad neurológica que se produce a través de una toxina de la bacteria Clostridium botulinum.

La gripe común constituye uno de los responsables principales de la tos en los niños, aunque puede ser un síntoma de otra afección. El asma, que causa silbidos en el pecho, tos seca, y problemas para respirar.

Se desencadena por la acción de distintos factores como la exposición al humo, el frío, el resfriado y el polvo. La bronquiolitis, provocada por el virus sincitial respiratorio (VSR), es común en niños menores de dos años y causa tos sibilante.

aliviar la tos de tus hijos
La tos puede surgir por la acción de distintos factores como la exposición al humo, el frío, el resfriado y el polvo

Otras causas de tos son la laringitis, el reflujo gastroesofágico, las alergias o la aspiración de algún cuerpo extraño. Estos problemas deben atenderse por un médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *