Estándares de belleza femenina en diferentes países

Desde la aparición de los seres humanos en el planeta hasta nuestros días han emergido miles y miles de diferentes culturas a lo largo de la historia. En la actualidad, ello ha traído como consecuencia que muchas ideas y percepciones de la realidad fluctúen en dependencia de la región del planeta en que vivan las personas. Lo que en un país se considera como una buena acción, en otro pudiera ser signo de mezquindad. Y lo que en una ciudad refleja el buen gusto de la persona en otra tal vez sea un indicador de bajo nivel cultural. La belleza no está exenta de este fenómeno. De hecho, es una de las más afectadas, y aquí descubrirás por qué. Te presento algunos estándares de belleza femenina en diferentes zonas del planeta.

Estados Unidos

Los estándares de belleza femenina estadounidenses se encuentran entre los más inalcanzables que hay sobre la Tierra. La mujer perfecta en Norteamérica difiere en muchos aspectos de la real. En este país las mujeres atractivas deben ser delgadas, altas, tener piernas largas, pechos grandes, cuerpos atléticos y pelos largos y voluminosos. Además, a todo esto, deben sumarle una buena salud y tener dotes carismáticas.

El mayor problema de esta situación es que la publicidad y los medios de comunicación no paran de afirmar que un cuerpo así es fácilmente conseguible con un poco de ejercicio y una dieta más o menos balanceada. Pero la realidad es que no, y debido a esto, sentimientos como la frustración y baja autoestima son muy frecuentes en el género femenino estadounidense.

El creciente afán por conseguir un cuerpo perfecto en este país puede comprobarse de manera rápida echando un vistazo a las estadísticas anuales de cirugías estéticas en Estados Unidos. Solamente en 2013 hubo 16 millones de procedimientos quirúrgicos asociados a motivos de belleza, lo que demuestra que la presión por la apariencia física dentro de sus fronteras es enorme.

Brasil

Chicas Brasileñas
Los cuerpos que se consideran atractivos en Brasil son aquellos con forma de guitarra

Aquello de la clásica figura del reloj de arena parece haber sido dejado de un lado en Brasil. Los estándares de belleza femenina brasileños tienen como eje principal a los cuerpos con forma de guitarra. Curiosamente en este país los pechos grandes no son muy tenidos en cuenta; y el foco de atención se lo lleva la mitad inferior del cuerpo.

Tampoco se anima a sus mujeres a bajar de peso, o al menos, no es muy importante si nos fijamos en los glúteos y caderas: mientras sean mayores, más atractivos son.

No obstante, últimamente el bombardeo constante de información procedente de los Estados Unidos ha comenzado a hacer mella en los patrones culturales brasileños asociados a la belleza. Una consecuencia de ello es que los casos de anorexia y las cirugías estéticas de aumento de senos en Brasil han ido aumentado en gran manera durante los últimos años. Cada vez más mujeres brasileñas desean parecerse al estereotipo de modelo perfecta que ven en el cine y la televisión.

Corea del Sur

Mujer surcoreana
Las caras con forma de «V» son un indicador de belleza en Corea del Sur

Lo que se considera bello en Corea del Sur está influenciado de cierta manera por los patrones occidentales. No obstante, la belleza total surcoreana tiene algunos rasgos característicos que la diferencian de las demás culturas. Estos rasgos comprenden unas piernas muy delgadas y largas, caras con forma de “V”, pieles pálidas y nariz de puente alto.

Una vez más, la percepción de belleza femenina en este país está bastante alejada del biotipo de una surcoreana promedio, por lo que la mayoría de sus mujeres sienten que no encajan dentro del ideal. Y al igual que en los casos anteriores, Corea del Sur se ha convertido en uno de los epicentros de la cirugía estética en todo el mundo. Los esfuerzos de las surcoreanas por parecer cada vez más una “muñeca” han favorecido que prospere la industria quirúrgica en la capital, Seúl.

Francia

En Francia domina la idea de que la verdadera belleza tiene más que ver con el estilo y la naturalidad que cualquier otra cosa. Los franceses llaman “jolie laide” a este hecho de que la personalidad tenga más valor que lo físico y la apariencia en su cultura. De esta manera, Francia cuenta con uno de los estándares de belleza femenina más abstractos y complejos del mundo. Hay muchísimas formas de ser bella, aunque en la mayoría de los casos se ajustan a un modelo preexistente: Beyonce, Mónica Bellucci y Rihanna son algunos de ellos.

Aun así, últimamente tienden a predominar aquellos cuerpos largos y delgados que se mueven con elegancia y confianza. Por lo que esta admiración por el canon de “Top Model” delgada está comenzando a preocupar por el peso.

Irán

Chica iraní
La belleza en Irán se centra en el rostro

Los estándares de belleza femenina en Irán toman gran parte de sus características a causa de motivos socio-políticos. Al tener que cubrir la mayoría de su cuerpo, la atención en este país se centra en el rostro de la mujer. Para alcanzar la belleza ideal las mujeres iraníes suelen emplear grandes cantidades de maquillaje y cirugías plásticas que les otorguen rostros exóticos en extremo.

Un rasgo muy apreciado en Irán es que el extremo de la nariz apunte hacia arriba, lo que ha provocado que tenga la tasa más alta de rinoplastias de todo el planeta.

Mauritania

Mauritania tiene unos preceptos de belleza contrarios a casi cualquier otra parte del mundo. Mientras que en las demás culturas se valora que la mujer sea delgada y posea ciertas curvas, aquí es completamente diferente. La cultura mauritana encuentra más atractiva a una mujer a medida que esta tenga más peso… hasta el punto que en algunos casos se ven forzadas a engordar debido a la presión social.

¿ Por qué sucede esto?

El motivo de este peculiar fenómeno es que antaño en este país las personas con mayor poder adquisitivo sufrían de obesidad, por lo que aun en nuestros días las personas inconscientemente relacionan esta enfermedad a riqueza y buena posición social. Incluso han ganado gran popularidad entre las mujeres los fármacos diseñados para el engorde del ganado, ya que en varias ocasiones es muy difícil aumentar esos kilitos que faltan.

Hay un refrán en Mauritania que dice: “La mujer ocupa en el corazón de su hombre el mismo espacio que ocupa en la cama”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *