Científicos descubren extrañas estructuras no identificadas en el interior de la Tierra

Luego de 30 años de estudio de terremotos, los científicos han logrado revelar distintas cosas que, hasta ahora, se desconocían por completo, y prueba de estos descubrimientos son las estructuras desconocidas en la tierra, que hallaron hace poco.

De formas increíbles y totalmente inesperadas, la Tierra sigue sorprendiendo a toda la comunidad científica. Varios investigadores de la Universidad de Maryland de Estados Unidos, encontraron estructuras no identificadas, formadas por material grueso, cerca del núcleo de la Tierra.

Este núcleo se encuentra aproximadamente unos 3000 kilómetros bajo el suelo. Para lograr determinar las estructuras, el equipo utilizó un algoritmo especializado, que le permitió investigar a profundidad este fenómeno misterioso que está sucediendo en el interior de la Tierra.

Estructuras desconocidas en la tierra
Dos manchas amorfas del manto esconden secretos de la Tierra

Estructuras desconocidas en la tierra: Todo sobre este nuevo hallazgo desde el núcleo

Un examen a profundidad de ecos sísmicos ha logrado revelar gran cantidad de estructuras, aparentemente formadas de roca densa y caliente, las cuales desconocía toda la comunidad científica.

¿De qué se componen estas estructuras no identificadas?

La realidad es que aun los científicos no se encuentran seguros de la composición exacta que puedan tener las estructuras no identificadas en el núcleo de la Tierra, ya que los estudios realizados previamente, solo han proporcionado una visión bastante limitada de las mismas.

Si se llegase a conocer completamente su forma y extensión, se podría revelar mucho más fácil todos los procesos geológicos que están ocurriendo actualmente en el interior de la Tierra, para crear este tipo de estructuras.

Importancia del descubrimiento del límite núcleo-manto

Este hallazgo es de suma importancia, debido a que puede aportar grandes pistas respecto al funcionamiento de la tectónica de placas, y por supuesto, sobre la evolución de todo el planeta.

La nueva investigación, publicada el 12 de junio del presente año, en la revista Science, fue llevada a cabo por grandes geofísicos, principalmente de la Universidad de Maryland, y proporciona la primera vista detallada del límite núcleo-manto, con muy buena resolución.

Detalles del estudio

Los geofísicos se centraron principalmente en ecos de ondas sísmicas, las cuales viajan bajo la cuenca del gran Océano Pacifico. Dicho análisis reveló una gran estructura debajo de las islas volcánicas Marquesas, ubicadas específicamente en el Pacifico Sur.

Estructuras bajo las islas de Hawái

De esta manera, mostró que la estructura bajo las islas de Hawái, que ya había sido descubierta previamente, es mucho más grande de lo que se creía en un principio, ya que descubrieron que este gran parche produjo ecos sumamente fuertes, lo cual indica que las estimaciones anteriores estaban por debajo de la realidad.

Este tipo de parches, son conocidos bajo el nombre de Zonas de Velocidad Ultra Baja (ULVZ), y se encuentran específicamente en las raíces volcánicas, justo donde la roca caliente se empieza a elevar desde la zona límite del núcleo, para lograr producir las islas volcánicas.

¿Descúbrelo! Astrónomos creen que el «Planeta 9» nos tiene engañados

Estructura desconocida bajo las islas Marquesas

Del mismo modo, este estudio encontró también un ULVZ bajo las islas Marquesas, el cual anteriormente era completamente desconocido.

¿Cómo encontraron esta nueva estructura?

¿Cómo encontraron esta nueva estructura?
Los geofísicos se centraron principalmente en ecos de ondas sísmicas, las cuales viajan bajo la cuenca del gran Océano Pacifico

La manera de encontrarla fue mediante los terremotos, los cuales generan grandes ondas sísmicas bajo la superficie de la Tierra, y viajan miles de kilómetros.

Cuando estas ondas están viajando y se encuentran con cambios en la temperatura, densidad o estructura de la roca, de forma automática cambian de velocidad, para posteriormente doblarse o dispersarse, produciendo así, grandes ecos que pueden detectarse.

Si se trata de ecos de estructuras desconocidas en la tierra cercanas, generalmente suelen llegar más rápido, y si son ecos de estructuras más grandes se notan más fuertes.

El valor de los ecos en el estudio

Doyeon Kim, quien es becaria postdoctoral en el Departamento de Geología de la Universidad de Maryland y, adicionalmente, fue la autora del artículo que relata el estudio, indicó que se logró obtener una perspectiva totalmente nueva, gracias a que observaron cientos de ecos al mismo tiempo, en lugar de enfocarse en unos pocos.

Del mismo modo, afirmó que esto solo quiere decir que la región límite del núcleo-manto, posee gran cantidad de estructuras que tienen la capacidad de producir estos ecos, y no se habían percatado de eso previamente, debido a que tenían una visión muy estrecha de estudio.

Onda de corte

Para llevar a cabo este estudio correctamente, la especialista y sus colegas se enfocaron en ecos que son generados especialmente por un tipo específico de onda, conocida como onda de corte, a medida que iba viajando a lo largo del límite del núcleo-manto.

En una grabación común de un terremoto, lo que se le conoce como sismograma, los ecos de las ondas de corte pueden ser un poco complicados de distinguir, debido al ruido aleatorio presente. Pero si se observan varios sismogramas a la vez, de diversos terremotos, se pueden revelar patrones y similitudes capaces de  dejar ver ecos ocultos. El campo magnético de la Tierra se debilita, ¿Estaremos en peligro?

Sequencer: Algoritmo de aprendizaje automático

Utilizando este algoritmo llamado Sequencer, se pudieron analizar aproximadamente 7000 sismogramas, de miles de terremotos con magnitud mayor o igual a 6,5, que sucedieron cerca del Océano Pacifico, en un periodo de tiempo entre 1990 y 2018.

Este algoritmo fue desarrollado por otros investigadores de la Universidad Johns Hopkins y Tel Aviv Universidad, con la finalidad de encontrar diversos patrones en la radiación de estrellas y galaxias con mucha distancia de la Tierra.

Sin embargo, cuando fue aplicado a los sismogramas de terremotos, logró descubrir grandes ecos de onda cortante.

Kim, relató que el aprendizaje en el área de ciencias de la tierra ha venido creciendo rápidamente, y un método tan preciso como el algoritmo Sequencer, les ha permitido ser capaces de detectar de forma sistemática los ecos sísmicos, y así obtener nuevas ideas respecto a estructuras sobre la base del manto.

Sorpresas en la estructura del límite núcleo-manto

Este estudio también sorprendió a los investigadores con algunos otros hallazgos en la estructura del límite núcleo-manto, ya que encontraron ecos en un 40% de las rutas de ondas sísmicas, lo que fue impresionante ya que esperaban que no fueran tan comunes, y por ende, las estructuras desconocidas en la tierra están más extendidas de lo que imaginaban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *