¿Hamburguesa de carne o de soya? Porque eliges la primera según la ciencia

¿Hamburguesa de carne o de soya?, ¿Cuál es tu elección? Probablemente has elegido la primera opción para el menú de tu comida.

Diversos problemas de salud que se asocian al consumo en exceso de carne roja. Sin embargo, esto parece no ser impedimento para el aumento que tiene este alimento en la población mundial en cuanto a su consumo. 

De acuerdo a la ciencia, existen razones sociales para que la mayoría de las personas opten por tener carne en su dieta habitual. 

La hamburguesa de carne o de soya: razón científica de la elección

hamburguesa de carne
Comer carne es un símbolo que socialmente se vincula al poder y al estatus

Elegir siempre una hamburguesa de carne tiene una razón científica. Comer carne es un símbolo que socialmente se vincula al poder y al estatus. Los individuos que se ven a sí mismos como de menor estatus socioeconómico prefieren la carne, ya que para ellos refleja el “supuesto poder”.

Debido a esta percepción, las personas eligen la carne en su dieta habitual, según una nueva investigación de la Universidad de Monash y la Universidad de Tecnología de Sydney (UTS).

Este estudio, publicado en la revista Appetite, encontró que los participantes que se calificaban a sí mismos como de menor poder económico y social mostraban una mayor preferencia por los alimentos basados en la carne.

Descubre más sobre Los chefs. 12 verdades ocultas que no sabías

En comparación, los participantes que se consideraban a sí mismos de mayor estatus se inclinaban por otros tipo alimentos. Como por ejemplo, las hamburguesas de soya.

La conexión evolutiva entre la carne y la posición social, ha continuado hasta el día de hoy.

Los investigadores de psicología de marketing, la Dra. Natalina Zlatevska de la Escuela de Negocios de la Universidad Tecnológica de Sydney (UTS) y el Dr. Eugene Chan de la Escuela de Negocios de Monash, observaron los impulsores psicológicos del consumo de carne.

Estos científicos llevaron a cabo la investigación para comprender mejor los impulsores psicológicos del consumo de carne y cómo podrían verse influenciados.

“Hay una asociación simbólica entre el consumo de carne y la fuerza, el poder y la masculinidad”, dijo Zlatevska.

Actualmente, en muchas sociedades occidentales aún permanece el simbolismo que relaciona el consumo de carne con el significado de virilidad en el género masculino.

Se mantiene asociada la figura masculina a la responsabilidad de cazar grandes animales, que en épocas pasadas le correspondía como líder fuerte y dominante.

Es por eso que muchos prefieran elegir entre una hamburguesa de carne o de soya, la que les brinda mayor “autoestima quizás”.

hamburguesa de soya
Las personas que se consideran a sí mismas de mayor estatus se inclinaban por otros alimentos distintos a la carne. Como por ejemplo, las hamburguesas de soya

Empresa que paga 66 mil dólares por viajar y comer

Las elecciones sociales y la repercusión del consumo de carne en la salud

El doctor Chan advirtió que la investigación reveló datos interesantes sobre las elecciones de alimentos basadas en la percepción económica.

Si bien el consumo de carne parece conferir sentimientos de poder y estatus, esto puede tener consecuencias para la salud de quienes se consideran más bajos en la escala social.

Los médicos y nutricionistas suelen aconsejar a las personas que coman menos carne roja, en particular carne procesada como la salchicha y el salami. La Organización Mundial de la Salud ha encontrado un fuerte vínculo entre el consumo de carne procesada y el cáncer.

¿Son realmente dañinas las grasas saturadas?

Algunos datos mundiales confirman el vínculo social para la elección de proteína animal

Los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indican que los australianos tienen un consumo de carne significativamente más alto que el promedio mundial, ya que cada persona consume alrededor de 92,5 kg al año.

Sin embargo, el número de australianos que describen su dieta como vegetariana ha ido aumentando gradualmente. En la actualidad alrededor del 11% de la población.

Investigaciones realizadas en el Reino Unido y Francia han demostrado que los obreros y los hogares con ingresos más bajos consumen más carne roja y procesada que los hogares con ingresos más altos, lo que presta apoyo a la investigación australiana.

En un trabajo publicado por The Conversation, el autor Tani Khara, también vincula el consumo de carne con condición económica en el país tradicionalmente vegetariano de la India.

Las elecciones sociales y la repercusión del consumo de carne en la salud
El consumo de carne se está convirtiendo rápidamente en un símbolo de estatus social

Khara explica que a medida que la población urbana de la India aumenta y su sociedad agrícola se desarrolla en una economía industrial, más gente está comiendo carne y abandonando el vegetarianismo puro.

Las normas culturales en India están cambiando y eso está impulsando los comportamientos de consumo de carne, ya que la carne se está convirtiendo rápidamente en un símbolo de estatus social.

Generalmente las mesas con carne se asocian a personas con un nivel educativo elevado y con una posición económica ventajosa en comparación de aquellas mesas que no sirven carne.

Descubre la historia detrás del comercial de Luis Miguel para Uber Eats

La publicidad tiene cierto grado de influencia en la percepción del estatus social

Los investigadores resaltaron la hipótesis de que alentar a las personas a sentirse más o menos en un nivel socioeconómico, por ejemplo mediante la comparación social o los mensajes de marketing, podría influir en los niveles de consumo de carne.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *