Cómo utilizar la ciencia en la vida cotidiana

Esta vida cotidiana contiene muchos placeres que puedes aprovechar para invertir en el aprendizaje. Miles de veces realizamos actividades que nos muestran la necesidad de la ciencia en aspectos muy sencillos y de corta duración.

Hoy te enseñaré cómo utilizas tú mismo la ciencia en tu vida cotidiana en no más de 5 ejemplos con los que has de quedar satisfecho.

Vamos, ¡atrévete a leer! Te asombrarás de todo lo que ya has hecho.

No lo podrás creer, mira estos datos insólitos de la ciencia que no sabías

La ciencia en la escuela

la ciencia en la vida
La ciencia en la escuela

Siempre se infiere que en la escuela, la aplicación de la ciencia es cuando recibimos la impartición de la asignatura de Ciencias Naturales, Física, Química o algunas de sus derivadas. No es incierto esto, pero, paralelamente hay otras formas mucho más simples que transcurren y hay ciencia allí.

Vamos conmigo, te detallaré lo que tú mismo haces.

La ciencia en la casa

Mamá siempre dice que te alejes de toda la actividad creativa que inunda tu mente y no es menos cierto que muchas veces tiene razón, pero ¿se hace ciencia en todo lo que ocurre?

Innumerables son los casos en que la ciencia puede verse en lo más miserable que pueda pensarse, incluso, en el pensar ¡ya estás haciendo ciencia en tu propia cabeza!, te explicaré.

En el proceso de confección de una sola idea miles de neuronas se ponen en intercambio de giro y movimiento ordenado capaz de enviar señales que producen imágenes en el pensamiento para darte una idea de lo que podrías hacer. ¡Súper! ¡A intentar! 

Sí, pero antes te detallaré algunas cosas que deberías comprender. ¡Veámoslo!

5 actividades que no sabías que incluían la ciencia

Ya debes haber imaginado una o dos ideas de actividad en tu cabecita , pero de seguro vas a querer tener más para aplicar la ciencia ahora que lo piensas. 

A continuación, te muestro 5 actividades que puedes hacer para ver la ciencia sin necesidad de que sigas tratando de poner esas neuronas a girar. ¡Lee!, de seguro te van a gustar.

Estar quieto

¿Nada más?, repetidas veces sí. Solo estar en reposo en un lugar ya es ciencia en verdad. Te explico.

Según una de las leyes de Newton todo cuerpo tiende a mantener su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a menos que una fuerza ejercida sobre él le obligue a cambiar el estado

¿Y si mi primo o prima me empuja? Pues te aconsejo que corras y le enseñes a él o ella que en ese instante no solo estabas quieto ¡tú hacías ciencia!. Comunícate y practiquen ambos a la vez.

Verdaderamente asombroso, mira estas mujeres de ciencia que probablemente no conocías

Disparar con tu pistola de agua

la ciencia en la vida

¿A que es muy guay disparar con una pistola de estas? ¿Ya sabías que en ella se hace también ciencia? pues bien, te explico de nuevo por si aún no lo has interiorizado.

Justo en el momento en que presionas por vez primera tu pistola esta se “carga” mediante el proceso de llenado del tanque de agua que posee en adhesión, cuando termina un pequeño sonido hace que te prepares a disparar.

Cuando vuelves a presionar el gatillo un potente chorro de agua comienza a dar justo en el lugar de apunte, y ¡ahí utilizas la ciencia!. 

La fuerza con que se efectúa el potente chorro proviene de una ley física que dice: por cada fuerza que actúa sobre un cuerpo este realiza una fuerza de igual intensidad y dirección pero en sentido contrario. ¡A correr!

Tomar agua filtrada

Pues sí, como lo lees. La sencilla actividad de presionar el grifo de tu bebedero hace que también utilices la ciencia.

Justo antes de que el agua salga, un proceso continuo está en ejercicio. Luego de verter agua del grifo de la cocina hacia el bebedero, una piedra con corte igual que la mitad de un círculo hace que las impurezas del agua sean absorbidas y no se trasladen al vaso de agua que llenas.

Muchas son las enfermedades que pueden ocasionar esas “basuritas” blancas que ves en el agua que tomas del mismo grifo. Por consiguiente, sigue tomando del bebedero que tienes. Te evitarás las complicaciones.

Observarte en el espejo

¿Siempre que tienes un momentito pasas por el multimueble de la saleta y te chequeas un poquito la combinación que te has puesto del closet? ¡Ahí está!, justo cuando te puedes observar por detrás, en frente y al lateral en el espejo !ya estás jugando con la ciencia!, solo un proceso llamado reflejo puede ayudarte a ser capaz de ver eso.

Burbujas al aire

Por supuesto, echar burbujas al aire también muestra la ciencia.

Cuando mueves el frasco de agua espumada hasta que esté bien agitado y sacas una burbuja con el soplo de tu boca puedes notar que hay colores en el contorno. 

Eso se debe a que esa burbuja está siendo iluminada por el Sol que desprende en la invisibilidad de su luz una gama de colores siempre en orden para tu propia felicidad.

Si lo practicas, serás cuán lindo y hermoso es ver el mundo de colores.

Mira ahora y conoce el avance de la ciencia en la medicina en el 2020

Jugar básquet

la ciencia en la vida
Jugar básquet

¿Sabías ya que jugar el básquet también produce ciencia? Conversemos

Otra de las famosas leyes de Newton también se hace presente en el momento en que empiezas a ejercitar la actividad del básquet y esa ley es la Tercera (todas tienen orden).

Cuando tus pasos dirigidos al cesto se apoyan en el suelo para lograr escapar de tus adversarios se produce una fricción que se llama fuerza de rozamiento. ¿De eso se trata la Tercera? No. 

La tercera en cambio comienza a aplicarse en los momentos de rebote de la pelota del suelo, dado que la ley dice que toda fuerza de acción provoca una fuerza de reacción que hace que se produzca el rebote.

Ves, te enseñé dos formas de ver ciencia mientras lees. ¡Qué genial!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *