El misterio de la ciudad sumergida en Japón

¿Has oído hablar de la Atlántida nipona? El misterio emerge desde las profundidades del mar de la nación del sol naciente para atraer la atención internacional. Un descubrimiento que mezcla Historia y misterio al mismo tiempo. Si eres un curioso empedernido, no te puedes perder la ciudad sumergida en Japón.

No dejes de ver las 10 cuevas más profundas e inhóspitas del planeta

La ciudad sumergida de Japón, ¿cómo fue descubierta?

la ciudad sumergida en Japón 3
Kihachiro Aratake

Japón es un país insular de Asia Oriental por lo que la actividad de buceo es bastante común. Nativos y extranjeros buscan los tiburones martillo tan frecuentes en la zona. En 1987 Kihachiro Aratake estaba explorando las islas Ryukyu, al sur de las costas japonesas cuando descubrió algo asombroso. Visualizó una serie de escalones de bordes rectilíneos y sin evidencia de erosión, localizados a 25 metros de profundidad. Aratake se llevó la gran sorpresa de su vida. ‟Se me erizaron los pelos, era abrumador”. Así definió la experiencia el submarinista en una entrevista realizada.

Comenzó así un misterio que los investigadores decidieron llamar Monumento Yonaguni en referencia al lugar del hallazgo. De manera contradictoria, no fue hasta 1992 que se avivó el interés por la ciudad sumergida en Japón. Fue Masaaki Kimura de la universidad de Ryukyu quien decidió desempolvar el asunto y estudiarlo a fondo. El megalítico que yace bajo aguas niponas cuenta con 50 metros de largo por 20 de ancho. La mayoría de los científicos coinciden en que se trata de las ruinas de una civilización antigua.

Los investigadores creen que se trata de una ciudad que fue construida en la época glaciar. En esta etapa de la historia el nivel del mar era más bajo. No es una idea descabellada si tenemos en cuenta las islas en peligro de desaparecer actualmente por este concepto. La realidad del cambio climático y el deshielo continuo de glaciares amenazan con inundar lugares como Maldivas. Si es un hecho hoy, pudo haber pasado en la Antigüedad. ¿No te parece?

Este es TBT2, el telescopio que detectará asteroides muy peligrosos para la Tierra

Las especulaciones sobre el origen de Yonaguni

la ciudad sumergida en Japón 2
La Atlántida de Japón

Alrededor de Yonaguni han nacido todo tipo de especulaciones. Para unos es evidente que una formación rocosa como esa tiene el sello del hombre. Para otros aún no existe la suficiente claridad y prefieren creer que se trata de una piedra inmensa. El geólogo Robert Scoch, de la universidad de Boston piensa que lo más probable es que se trate de una formación natural. No descarta que haya sido utilizada y modificada por humanos en el pasado. Además, señala que las areniscas de formación de Yonaguni contienen planos de estratificación paralelos numerosos y bien definidos.

Explica que pudieran ser los terremotos los fenómenos los causantes de fracturar las rocas de manera regular como en el Monumento. Son bastante frecuentes en la región. Es del criterio que los dibujos encontrados por Kimura son raspaduras naturales en la roca. Plantea que en la costa noroeste se observan formaciones que recrean similares características.

John Anthony West y Patrick D. Nunn de Geociencias Oceánicas de la universidad del Pacífico Sur coinciden con Schoch. Te agrada más el misterio de una ciudad sumergida en Japón, ¿no es cierto? Otras teorías apuntan que son las ruinas de una civilización sofisticada de la Antigüedad. Son varios los puntos en los cuales se centran los estudiosos para apoyar cada hipótesis. ¿Quién tiene la razón? La ciudad sumergida en Japón sigue generando polémica. Mientras tanto, cada día son más los japoneses y extranjeros que quieren sumar su criterio en uno u otro bando.

La Teoría de Teruaki Oshi define el origen de las edificaciones con anterioridad al final de la era glacial. Según el geólogo Oshi, el hombre realizó estas construcciones aprovechando algunas formaciones de piedra que ya existían. En la época de la construcción, el área de Yonaguni era parte del puente que unía Taiwán, Ryukyu y Japón con Asia. Esto se podría explicar gracias a que el nivel del mar era más bajo que en la actualidad. Su posible edificación debió haber ocurrido en el siglo IV antes de nuestra era. Hasta el momento no se puede dar por sentada ninguna de las líneas de pensamiento expuestas.

Todos los detalles sobre la levitación y sus misterios

La Atlántida de Japón, una nueva visión después del terremoto

la ciudad sumergida en Japón 1
Los estudiosos del monumento aseguran haber observado organizaciones muy similares a los Zigurats de Mesopotamia

A todo el misterio que rondaba sobre la ciudad sumergida en Japón, se sumó un nuevo acontecimiento. El 4 de mayo de 1998 ocurrió un terremoto submarino. El movimiento telúrico no dejó de tener estragos. Buena parte de la isla y del monumento fueron destruidos. En filmaciones que se realizaron con posterioridad, se pudo constatar nuevas estructuras que antes no se habían visualizado. Es muy probable que estuvieran ocultas y gracias a las violentas sacudidas originadas por el terremoto, hayan emergido.

Los estudiosos del monumento aseguran haber observado organizaciones muy similares a los Zigurats de Mesopotamia. Esas antiguas construcciones eran templos con forma de pirámides. Este hecho inclinó la balanza en favor de las teorías que hablan del hombre como figura central en la creación del Monumento. Teniendo en cuenta la arquitectura y la Historia, se buscaron posibles fechas de fabricación. Se descartó la construcción durante el reino de Ryukyu pues este es reciente (siglo XII-XVII). 

Eso situaría el hallazgo en una línea del tiempo a 8000 mil años antes de nuestra era. ¿Ya existía antes de que los faraones ordenaran construir las pirámides? Al parecer sí. ¡Súper interesante! Según el profesor Kimura, el Monumento consiste en una estructura natural que fue modificada por el hombre hace alrededor de 10 milenios. Por lo tanto, precede la muralla China y las edificaciones de Mesopotamia. Se identificó piedra calcárea que no existe en la región. Las investigaciones aún no concluyen. Lo cierto es que, la ciudad sumergida de Japón es un enigma que capta mucha atención.

Mientras Aratake exploraba la zona del descubrimiento, lo hacía en busca de algún atractivo local que atrajera a los turistas. Su meta estaba dirigida a la fauna y vegetación submarina. ¿Cómo podría imaginar que su hallazgo sería de dimensiones tan desproporcionadas? La referencia no aplica solo al tamaño real de Yonaguni sino a su repercusión nacional e internacional. La ciudad sumergida en Japón multiplicó el turismo de manera exponencial. Todos quieren ver el Monumento con sus propios ojos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *