La razón detrás de la noche anticipada del 19 de agosto en Sao Paulo

19 de agosto en Sao Paulo

En el 2019, el 19 de agosto en Sao Paulo, Brasil; la puesta de sol ocurrió dos horas antes de lo previsto. Cambios meteorológicos de este tipo no ocurren porque sí, siempre hay una causa.

En esta ocasión fue debido a los recientes incendios en el Amazonas que, según los expertos, han provocado una mezcla de nubes densas y humo que es la responsable de que anocheciera antes de tiempo.

La explicación es la siguiente: una combinación de un frente frío, el humo proveniente de los incendios forestales en la región del amazonias a 2.500 km al norte, y el hecho de que durante esta época en el hemisferio sur es invierno.

Las autoridades ambientales brasileñas detectaron un repentino aumento en la cifra de incendios en el Amazonas. Estos incendios muchas veces son provocados intencionalmente para condicionar las tierras para la agricultura. Las imágenes satelitales mostraron alrededor de 72.800 focos de incendios en la zona entre enero y agosto. Lo que representa un aumento del 83% respecto a 2018.

19 de agosto en Sao Paulo
Las autoridades ambientales brasileñas detectaron un repentino aumento en la cifra de incendios en el Amazonas

El humo se juntó a unas nubes densas provenientes de un frente frío que impidieron que se dispersaran. “Es comparable a hervir agua dentro de una olla y, más tarde, colocar una tapa encima para que el vapor no escape hacia arriba.

Esto lo limita a la capa más baja de la atmósfera que se encuentra a 2 km de altura aproximadamente”, explica Marcelo Celutti, meteorólogo. Otra experta en la materia, Joselia Pegorim, afirma que el humo estaba trasladándose desde grandes incendios en los estados de Rondonia y Acre, así como en otros territorios de Bolivia y Paraguay.

Controversia

19 de agosto en Sao Paulo
Según algunas fuentes, desde que el presidente Jair Bolsonaro llegó al poder en enero de 2019, la tasa de deforestación en el Amazonas se ha triplicado

Lo polémico de este incidente de penumbra en Sao Paulo es que se originó en un momento en que las autoridades brasileñas estaban siendo cuestionadas por su manejo de la deforestación amazónica.

Según algunas fuentes, desde que el presidente Jair Bolsonaro llegó al poder en enero de 2019, la tasa de deforestación en el Amazonas se ha triplicado. Solamente en julio fueron talados más de 2.200 kilómetros cuadrados de bosque, lo que es una tasa exorbitante si la comparamos con la de años anteriores en ese mismo mes.

Y todo empeoró cuando Bolsonaro cuestionó públicamente los datos y despidió al director de la agencia Ricardo Galvao. “Todo parece indicar que los números han sido manipulados para atacar al gobierno y a Brasil”, dijo en una conferencia de prensa.

Cuestión internacional

Ya los gobiernos de Alemania y Noruega cancelaron sus donaciones al Fondo Amazonia de Brasil. Estas donaciones hasta ahora habían sido fundamentales en la lucha contra la deforestación amazónica. Los noruegos, por ejemplo, han sido los mayores contribuyentes en este sentido durante la última década, con más de 1.200 millones de dólares entregados.

Lo preocupante de esta deforestación es que concierne a todo el planeta. Ocurre en una de las principales zonas de producción de oxígeno en el planeta. Y los expertos afirman que la preservación de la selva amazónica es decisiva para los esfuerzos de atenuación del cambio climático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *