Las conexiones subterráneas que podrían mitigar el cambio climático.

La fuerza de los árboles

La unificación existente retroalimenta a ambas especies. Este estudio ofrece el primer mapa a escala global de la ubicación de los distintos tipos de asociaciones que existen. Revela la dependencia inevitable de esas simbiosis a la temperatura imperante, y esclarece cómo lo que pasa en el espacio subterráneo puede provocar grandes impactos en la atenuación del efecto invernadero y por tanto, del cambio climático.

La fuerza de los árboles está restringida por esta inseparable correspondencia entre sus raíces y los hongos y bacterias, dos tipos de microorganismos que precisan el carbono de los árboles a través de la fotosíntesis. Por otra parte, los hongos aportan nutrientes y agua a los árboles.

La fuerza de los árboles como se ayudan entre ellos
Las simbiosis que sobrevienen en las zonas templadas a  tropicales almacenan menor cantidad de carbono

Cambio de especies según el clima

El mapa global elaborado se basó en la Iniciativa Global de Biodiversidad de Bosques, en la que participan alrededor de 200 científicos. El área que abraca este nuevo estudio es de 1,2 millones de parcelas forestales involucrando a 28.000 especies de árboles en más de 70 naciones.

El mapa evidencia que las simbiosis, entre estas especies; cambian en dependencia de la latitud. Todo es posible por a las condiciones del clima.

La fuerza de los árboles
La fuerza de los árboles está restringida por esta inseparable correspondencia entre sus raíces y los hongos y bacterias, dos tipos de microorganismos que

Importancia del descubrimiento

La importancia de este descubrimiento se debe a que en la medida en que se incrementa la latitud las simbiosis más comunes no son las que penetran las raíces de los árboles, sino las que las recubren. Estas últimas tienen mayor capacidad de almacenar carbono, tanto en las raíces como en los mismos hongos.

Este gas, lo captan los árboles, es el principal responsable del cambio climático. Las simbiosis que sobrevienen en las zonas templadas a  tropicales almacenan menor cantidad de carbono que las que suceden en las zonas templadas a boreales. Durante la última década los científicos notaron que gran parte del carbono que penetra en los suelos lo hace a través de los microorganismos mencionados.

De acuerdo a esta investigación, mientras siga aumentando el calentamiento global; las simbiosis que se desarrollan en las zonas más frías comenzarán a declinar. Y en consecuencia se almacenará menos carbono, que permanecerá sin remedio en la atmósfera, aumentando su concentración.

Los especialistas proponen una proyección que funcionaría a largo plazo para las condiciones climáticas que se esperan para el año 2070, que no solo incluyen temperaturas más altas sino cambios en los patrones de precipitación.

Esto traería afectaciones graves para estas simbiosis ya que con solo perder el 10% de estas retroalimentaciones positivas, perderíamos la capacidad de mitigación del cambio climático. El carbono permanecería en la atmósfera y agravaría el efecto invernadero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *