Estas son las principales teorías conspirativas qué la ciencia dice sobre la Llegada del Apolo 11 a la Luna

Entre 1969 y 1972, Michael Rich, profesor de la Universidad de California en Los Ángeles le dijo en 2017 a BBC Mundo; es un hecho científico probado la llegada del Apolo 11 a la Luna y sucedió seis veces. Todavía muchos creen que todo fue un montaje, del de los Estados Unidos, filmado en Nevada en un desierto por Stanley Kubrick el famoso director de cine.

Fue un hecho de suma veracidad e importancia. Que se ha conocido por las agencias de inteligencia y científicas soviéticas. Quienes hubieran sido los primeros en denunciar algún fraude. Aunque ha pasado el tiempo desde el último viaje a la Luna, existen todavía numerosas evidencias de aquellas travesías.

Cosmonauta portando bandera
Un hecho de suma veracidad e importancia reconocido

El láser espacial

Los viajes de reconocimiento y estudio de la superficie lunar fueron unos de los objetivos científicos de las misiones y la llegada del Apolo 11 a la luna, para aprender más y más sobre la estructura del satélite y sus movimientos en torno a la Tierra.

Aldrin y Armstrong pasaron 21 horas y 36 minutos que, en la Luna y dejaron algunos dispositivos científicos para el programa denominado Sísmica Lunar de Perfiles y Sísmica Pasiva, consignados para revelar movimientos tectónicos en las placas que la forman. En 2011 se captaron señales de un sismo a más de 1.500 kilómetros de profundidad, cerca del centro de la Luna y todo fue gracias a ellos.

Aldrin y Armstrong colocaron también deretrorreflectores (especie de espejos que irradian señales por rayos láser que desde la Tierra son enviadas para calcular así la distancia a la que ambas se encuentran).

La Luna rota alrededor del planeta atraída por la gravedad, no siempre a una distancia igual: hay momentos en su ciclo de traslación en los que se acerca más (perigeo) y otros que se aleja a un punto máximo (apogeo). Calcular la distancia entre los dos cuerpos celestes fue por siglos un dolor de cabeza pero gracias a estos aparatos se pudo medir con exactitud la distancia entre la Luna y Tierra.

Humano con herramientas sobre el suelo lunar
Dejamos basura, como todos los lugares a los que va el ser humano

¿Qué es la Basura lunar?

En la Luna dejamos basura, como todos los lugares a los que va el ser humano. Hemos constatado con la sonda lunar, el estado en que encuentran después de tanto tiempo. En la misión del Apolo XII y segunda tripulada, los astronautas trajeron parte de la basura lunar. Fueron compilados 10 kilogramos de fragmentos; de la primera sonda en penetrar un agujero en la superficie de la luna en el año 1967, el Surveyor 3.

Fragmento de piedra lunar
fue una de las pruebas más concluyentes de que el hombre pisó la Luna

Piedras de la luna

La formidable cantidad de material lunar que acopiaron todas las expediciones fue una de las pruebas más concluyentes de que el hombre pisó la Luna. Unos 380 kilogramos de piedras lunares, distribuidas en instituciones científicas, agencias espaciales, museos y universidades de todo el mundo para su estudio. Los análisis las rocas indicaron en todos los casos su composición por elementos químicos difíciles de hallar en las rocas de la Tierra.

¿Qué fundamento tienen las teorías que niegan tales hazañas?

Las teorías apoyadas por algunos libros y películas se asocian, por lo general con algunas singularidades; de las fotos tomadas en la llegada del Apolo 11 como la primera la expedición Luna. Fundamentalmente son cuatro detalles, aunque se han levantado suposiciones de otras muchas fotos también.

Una es la bandera que Armstrong clava en la superficie lunar y que parece moverse mientras que la no presencia de atmósfera en el satélite hace que no exista viento. Para algunos, la huella dejada que Armstrong no se justifican producto a la sequedad del suelo de la Luna. No se ven las estrellas en las fotos. No se observa además cráteres momento del alunizaje bajo el módulo de descenso.

Un astronauta caminando por el suelo lunar
fotos tomadas en la llegada del Apolo 11 como la primera la expedición

Según el científico Michael Rich

Al ser tan parecido a la ceniza volcánica, el polvo lunar permite dejar huellas en él. El movimiento fue al momento de ser plantada la bandera, y luego permaneció en esa posición. La luz demasiado débil impidió que las estrellas se viesen en cámara.

No se creó un cráter porque el descenso del módulo fue tan lento que solamente levantó polvo. Para Rich, estas dudas se destacarán en los años siguientes, cuando Estados Unidos y otros países retornen a la Luna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *