¿Es cierto que los faquires no sienten dolor?

Los faquires perviven en el imaginario popular como una suerte de magos capaces de llevar su cuerpo a los extremos más improbables. Dormir en camas de clavos, caminar sobre carbón encendido y atravesarse la piel con cuchillos son solo algunos ejemplos. 

Sin embargo, pocos se interesan en comprender qué pensamientos se esconden bajo esa apariencia excéntrica. ¿Es posible experimentar tanto dolor sin sentirlo? ¿Hay alguna técnica secreta para evitar padecer los síntomas de estas autoflagelaciones?

En este post te explico si es realmente cierto que no sienten dolor los faquires.

Aquí te mostramos las fobias más comunes en los niños

¿Qué significa la palabra faquir?

los faquires no sienten dolor 5
Faquir

Para entender qué significa ser un faquir hay que conocer los orígenes de la palabra. En árabe clásico kaqir, que quiere decir “pobre”, se utiliza para referirse a un sujeto de religión musulmana o hinduista, que realiza un acto de penitencia y vive exento de lujos. 

No tiene vinculación con el ascetismo de las regiones indias. En otros países asiáticos son conocidos como sadhus, una persona cuyo principal objetivo es alcanzar la comunidad con Brahma o Samadhu

Comúnmente los faquires usan taparrabos. Una prenda mínima en completa concordancia con la austeridad que predican. Pueden vivir en la absoluta soledad o desplazarse en grupos.

Su naturaleza original los llevaba a trasladarse de un pueblo a otro, donde ejecutaban sus ejercicios y actos de naturaleza “milagrosa”. Además, ejercían la curación, por lo cual se les comenzó a asociar con el entretenimiento y algunos los consideraban como magos.

¿Cuál es la filosofía de vida de los faquires?

los faquires no sienten dolor 3
Se perciben a sí mismo como seres dotados de fuerzas sobrenaturales

Los faquires pertenecen a una orden mendicante denominada sufí, y se les entrena para vivir en la pobreza como hombres santos y de naturaleza elevada. Su propósito es a menudo malinterpretado, por su presencia en entornos circenses y los vínculos con los espectáculos desde tiempos remotos.

El impacto del misticismo de su estilo, los lleva a percibirse a sí mismos como seres dotados de fuerzas sobrenaturales, otorgadas de forma divina, que pueden ser canalizadas a partir de la meditación.

De acuerdo a la filosofía hindú, existen varias fases en su existencia. En orden serían estudiar, tener hijos, peregrinar y desapegarse. Los faquires están inmersos en la cuarta fase. Por lo cual, deben soltar todos sus bienes materiales y dirigirse a la consecución de valores más elevados.

En resumidas cuentas, sería un error afirmar que los faquires viven al margen de la sociedad. Lo correcto sería decir que llevan una vida de resistencia a los placeres superfluos en la convivencia con el mundo.

Un dato curioso resulta que en la India, se les tiene por maestros que consiguen hacer realidad milagros gracias a la meditación y al dominio propio, pero no se les considera una atracción. Estas nociones corresponden al pensamiento de occidente. 

Lo más común es que quienes visiten u observen con atención a los faquires sean aprendices o turistas en la búsqueda de fórmulas comerciales.

No te lo vas a creer, pero nadie puede aguantar 5 minutos en el lugar más silencioso del mundo

¿Qué tipo de actos pueden realizar los faquires?

los faquires no sienten dolor 2
Pueden realizar diferentes actos

El espectro de acciones que pueden ser llevadas a cabo por un faquir es amplio, y con frecuencia representa un reto para el entendimiento humano.

Las nociones de la posesión de una fuerza sobrenatural anima a los faquires en la realización de ejercicios tan temerarios como el tumbarse sobre una cama de clavos o trozos de cristal, todo ello sin sufrir daños epidérmicos.

Los faquires también pueden realizar actos de aparición de cenizas sagradas o vibhuti y joyas, clavarse ganchos a la espalda, ejercer la tracción de objetos pesados como coches e hincarse agujas en las mejillas y la lengua, sin sangrar.

Algunos de los sucesos más sorprendentes que se pueden vislumbrar cuando se observa a un faquir son la suspensión vertical o levitación de una cuerda, la cual pueden trepar por días y permitir que le entierren vivo y no morir.

Otros actos pueden ser sumergir la mano en agua o aceite a altas temperaturas sin obtener quemaduras, y cercenarse la lengua, para que esta se regenere. 

Es menos común, pero también pueden realizar grandes ayunos y exorcismos. Levitación, sanaciones, telepatía y transmigración son otras de sus cualidades.

Tienes que probar este plato ya, angulas, una delicia del mar

¿Por qué los faquires no sienten dolor?

los faquires no sienten dolor
Realizan suplicios públicos para controlar su mente

Como probablemente ya debes haber inferido, en el caso de los faquires, la ausencia de dolor no es lo primordial de los actos que vemos. Su mayor objetivo es liberarse de la rueda de las reencarnaciones y para ello deben ejercer el dominio propio de formas que los seres humanos no exploramos.

Su entrenamiento les lleva a controlar su mente mediante penitencias y suplicios públicos, en aras de una comunicación con la divinidad. Razón por la cual, el “sufrimiento” es solo un vehículo y no una realidad inmediata.

Los faquires nos recuerdan la fortaleza intrínseca del ser humano y nos advierten sobre el carácter ilimitado de nuestra naturaleza. Espero que este post haya servido para arrojar luz sobre los faquires, su modo de vida y su relación con el dolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *