Los más extravagantes mitos y supersticiones sobre los eclipses

La Luna y el Sol son astros que nos acompañan desde el principio de este planeta y con ellos, sus eclipses. Es imposible no quedar maravillado ante estos increíbles eventos. Para muchas personas son una fuente de misterios e incertidumbres. Entérate de diversos mitos que envuelven los eclipses.

Aprende junto a nosotros sobre el templo Shaolin y su historia

Creencias de la Luna de Sangre

los eclipses 4
Luna de Sangre

Durante los eclipses la luna adquiere una tonalidad roja, porque la atmósfera de la Tierra dispersa la luz de color verde y azul. En la antigüedad no se entendía ese fenómeno y por eso crearon todo tipo de ideas sobre ello. Los incas pensaban que había un gran jaguar que atacaba a la luna, por eso se volvía roja. Temían además que pudiera bajar a la Tierra para comerlos a ellos, por tanto hacían rituales para espantarlo. 

En California los Hupa, tenían la creencia de que un eclipse lunar  era una señal de que la luna estaba siendo dañada. Decían que ella posee varias mascotas agresivas, cuando olvida alimentarlas, la lastiman y hacen sangrar. Luego sus esposas la salvan y la curan.

Mitos de los eclipses lunares

los eclipses 3
El Sol y la Luna eran pareja y necesitaban un momento a solas en la oscuridad

Como bien sabes un eclipse de luna ocurre porque la Tierra se interpone entre el sol y la luna, generando un cono de sombra que oscurece a la luna. Los Tlingit, del noroeste de los Estados Unidos, cuentan una historia romántica. El Sol y la Luna eran pareja y necesitaban un momento a solas en la oscuridad. Ellos, a diferencia de otras civilizaciones, disfrutaban cada vez que ocurría este suceso. Los antiguos romanos hacían fuertes ruidos, según ellos, para asustar al que causaba los eclipses lunares. En la tribu Luiseño se creía que un eclipse es una alerta de que la luna estaba enferma. Debían cantarle y levantar un rezo para restaurar su salud.

Entre los Ojibwa, una tribu de Norteamérica, existe la creencia de que la luz brillante de la luna se extingue. Por esa razón disparan flechas con fuego para revivir su luminosidad.  En la era mesopotámica se instalaba un rey sustituto por causa de los ataques directos de los siete demonios durante el evento. Mientras tanto, el real se disfrazaba de una persona común, tras el eclipse de luna, retomaba el trono.

Muchas culturas señalan los eclipses como el instante en el que los malignos y los animales se alimentan. Nancy Maryboy, presidenta del Instituto de Educación indígena en la isla San Juan, Washington cuenta que allí pasan ciertos sucesos extraños. La gente golpea ollas o toca tambores, para que se esfume al sol o a la luna lo que  comen. El pueblo Batammariba en Togo y Benin, África, tiene un cuento único. Creen que durante un eclipse, el sol y la luna están peleando, incluso los alientan para que terminen. En Vietnam, una rana o un sapo son los que ingieren a los astros y en Canadá piensan que es la boca del cielo.

Estos son los 10 magos más famosos de la historia

Supersticiones sobre los eclipses de Luna y de Sol

los eclipses 2
Se presenta la suposición de que los eclipses y los terremotos tienen relación

A lo largo de los siglos los seres humanos han creado todo tipo de pensamientos raros sobre esos fenómenos. En primer lugar, según muchos, se pierde peso mientras ocurren, por muy loco que parezca es un poco cierto. La luna y el sol se encuentran alineados con la Tierra, por tanto la fuerza de atracción gravitacional combinada de ambos da un pequeño tirón hacia arriba. Esto disminuye un poco la fuerza de gravedad de la Tierra y hace que se pierda un mínimo de nuestro peso, pero no así nuestra masa. 

La más popular de todas es que las embarazadas no pueden mirarlos porque le hace daño al bebé. No se ha podido demostrar en su totalidad que sea cierto. Científicos afirman que contemplar un eclipse de luna, por ejemplo, es como caer bajo la sombra de un árbol. No se ha podido demostrar que tengan conexión con eclipses las manchas en la piel del bebé y el labio leporino. Además, se presenta la suposición de que los eclipses y los terremotos tienen relación. Tras investigaciones específicas no se encontró prueba que lo confirme hasta ahora. No obstante, en el futuro pudiera encontrarse.

Durante algún tiempo se ha extendido la superstición de que cuando vemos un eclipse solar somos bombardeados por rayos X. El investigador del Instituto Milenio de Astrofísica Rodrigo Contreras dice que ahí solo algo es cierto, que el sol emite radiación X. 

La radiación viene de la parte más externa de la atmósfera del sol, la corona solar. Es visible por única vez durante un eclipse total de sol. A pesar de ello, desmiente la posibilidad de que sea así. La Tierra posee la atmósfera, que bloquea toda la radiación dañina del sol, por tanto no pueden atacarnos. También que la corona del Sol está siempre presente, tengamos un eclipse o no, solo que el disco solar es demasiado brillante y no nos deja verla. 

Verdaderamente asombro, estas son las tomas más impactantes de aparición de fantasmas

Cuentos sobre los eclipses de Sol

los eclipses 1
La mitología de eclipse coreana narra que un perros de fuego los intentan robar

Para explicar la desaparición del sol durante un eclipse, un relato trata de un momento de decepción y robo. La mitología de eclipse coreana narra que un perros de fuego que los intentan robar, todo bajo las órdenes del rey. Los caninos míticos buscan capturar al ardiente sol, pero fallan, cada vez que muerden alguno de los orbes, ocurre un eclipse.

En China cuentan que el feroz ataque de un dragón desgarraba al sol. Lanzaban flechas al aire y hacían ruido para evitar que se tragara al sol. En el sur creían que los demonios  lo devoraban y sólo a través del sacrificio de animales podían devolverle la luz. Aunque parezca imposible, en la actualidad existen muchas comunidades del sur asiático que le temen a Rahu y a la furia del Dios-sol Surya.

Sin duda alguna los eclipses son promotores de historias interesantes, dignas de libros y películas. Queda claro que los misterios de la naturaleza aportan vivencias increíbles a nuestras vidas. Ya sean mitos o realidades, hacen que sea más fascinante y divertida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *