Pablo Iglesias viste de Zara e impacta redes

El líder del partido Podemos ha sido diana para los dardos de críticas destructivas. Los comentarios sarcases, irónicos y de ataques directos, inundan Twitter. ¿El principal motivo? El abismo entre lo que dice y hace Pablo Iglesias, Vicepresidente segundo del Gobierno. Veamos de cerca el asunto:

Pablo Iglesias viste de Zara

En ocasión de la sesión del Congreso que acertó en extender la cuarentena hasta el 9 de mayo por la propagación del coronavirus, el funcionario apareció vestido de Zara. Iglesias y el empresario catalán de la mencionada marca ya han tenido sus querellas. Todas a causa de la temeridad con la que el Vicepresidente atacaba las marcas “imperialistas” y sus defensores. 

En un momento específico, las cámaras tomaron a Iglesias sentado; ángulo desde el cual se divisaba la manzana de la discordia del momento: la americana que llevaba tenía la etiqueta de Zara. Como es de imaginar, los amarillistas no dudaron en explotar las redes con semejante titular: Pablo Iglesias viste de Zara.

Pablo iglesias sentado en un estrado
En ocasión de la sesión del Congreso, el funcionario apareció vestido de Zara

Sin embargo, algo misterioso a ocurrido desde que el mundo está en alerta roja con el coronavirus. Se trata de la desaparición de sus comentarios contra Ortega, empresario de Zara. Quien antes criticaba los donativos millonarios hacia el sector de salud del empresario, ahora se ha “retractado” en silencio y, paradójicamente con acciones. Ya ha dedicado 63 millones de euros para la adquisición de material sanitario. Confecciona el vestuario sanitario, tan útile en todo tiempo y más en estos de coronavirus. 

Comportamiento extraño de Pablo Iglesias

Algunos arguyen que el gesto humanitario del gallego, antes vilipendiado por Iglesias; ahora haya surtido efecto en él y como consecuencia, ha decidido optar por prendas un poco más básicas. En la tienda online se encuentran prendas desde las más primordiales y sencillas, hasta las más revolucionarias; para aquellos que se atreven a optar por lo novedoso.  

Lo cierto es que, ya sea con vaqueros y camisa sencilla o con traje Zara, Pablo Iglesias siempre encuentra, al doblar de la esquina, críticas de toda clase. El hecho de ver como Pablo Iglesias viste de Zara ha sido el detonante para que sus electores, la “razón de ser” de los políticos, se hayan cuestionado la confiabilidad que han depositado en él. El golpe de ver a su representante vestir una marca de este tipo, ha destapado un sinnúmero de críticas vergonzosas. 

Varios modelos vistiendo la marca ZARA
l hecho de ver como Pablo Iglesias viste de Zara ha sido el detonante para sus electores

  Marca Zara

Es válido señalar algo de importancia, y es el hecho de que a pesar de que Zara es una marca española, tiene una proyección mundial con más de 2000 tiendas repartidas en todo el mundo. Todo un imperio. Lo que ha marcado tan duramente la “inocente” acción de Pablo Iglesias ha sido la férrea dureza con la que ha arremetido contra este tipo de “imperios” y especialmente, contra Ortega.

Falta de escrúpulos, incoherencia, hilaridad, falsedad, desconfianza y muchos otros calificativos peyorativos, son los que se ha granjeado el Vicepresidente segundo del Gobierno. La mayoría de sus votantes solo han sabido llegar a una conclusión: han sido engañados por alguien que está muy arriba en el Gobierno de España.

El hashtag más popular del día fue #Zara, pues la red de comentarios Twitter no dejaba de exhibir comentarios de todo tipo hacia o contra Iglesias.

Otras marcas que sobresalen en el mundo de la belleza: Click aquí

Comentarios sobre Iglesias en Twitter

– Unos se miden y expresan que, si su dinero lo ha ganado de manera honrada, qué más da que lo use en ropa de su gusto.

– Otros reconocen lo anterior, pero recalcan que lo desagradable era ver al partido Podemos en reacia crítica contra los partidos que siempre gustan de exhibirse como clientes de marcas “imperialistas”. 

– Algunos comentan y recuerdan el hecho de que ZARA no posee todo el poder dentro del mercado textil y que, de necesitar el buen vestir, existen otras opciones. Y en cuanto a esto, se argumenta que quienes empoderan a las empresas no son ellas en sí mismas, sino el cliente que, en calidad de consumidor, hace de ella su elección. 

– En cuanto a los votantes, otros expresan la ceguera que los consume al continuar en su posición política, pues se ha hecho evidente que la confianza en Pablo Iglesias ya se ha perdido.  

– Otros se pasan de listos y, con burlas, explican que “Pablito” no tiene recursos, que el pobre hombre ni transporte o dinero tiene. 

Pablo Iglesias en medio de una entrevista de la prensa
Unos se miden y expresan que, si su dinero lo ha ganado de manera honrada, qué más da que lo use en ropa de su gusto

Otros comentarios

– En otros comentarios algunos observan el declinar de su partido Podemos desde el año 2015, uno que prometió en sus inicios en 2014 ser reformador.

– El descenso de Podemos continúa siendo uno de los temas a debatir en los comentarios, esos que han encontrado más “comida” desde el día en que los titulares anunciaron: Pablo Iglesias viste de Zara. Y es que eso era lo que precisamente criticaba su partido.

– En otros comentarios más sustentados, se pone de manifiesto los porqués de estas maneras de ver a Pablo Iglesias, siempre en plan negativo:

1. Se le recomienda ser más natural en la elección de lo que va a usar. Ya de traje, ya informal, siempre atrae hacia él críticas negativas.

Disgustos hacia Pablo Iglesias

2. Esto se debe a que, evidentemente, le acusan de tener mal gusto al vestir. Y eso… es difícil mejorarlo.

3. Por último, también lo culpan de tener un defecto también difícil de erradicar: la tacañería. Sus electores y los que no lo son conocen de sobra, el suculento sueldo que adorna los bolsillos del partidario. Critican, a toda voz, las baratijas a las que se acostumbra a usar.

– Otros lamentan cómo sus votantes creyeron en él como un “verdadero” representante del pueblo; a quienes les ha tocado ver como los reclamos se han convertido en denominador común de su partido.

– Un comentario muy sabio se levanta entre el resto. Apelan por la idea de que no deberían dejarse llevar, o manipular por los políticos. Hacen un llamado a asumir las responsabilidades de cada uno. 

– Y un antiguo escándalo también se hace sentir en algunos de los comentarios; la contratación de mano de obra infantil en países del Tercer Mundo por Inditex, empresa bajo la cual se posiciona Zara. Caso en el que se vio enredado con Brasil al tener que pagar una pesada multa por daños y perjuicios.     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *