Pareja de abuelos hace surf nocturno en las calles

No podemos evitar envejecer aunque queramos, pues éste es un proceso natural del que nadie se escapa. Por muchos tratamientos, cremas, limpiezas de cutis, dinero o posición económica que podamos tener, las arrugas llegan y las canas nos adornan la cabeza tarde o temprano. Pero algunos que no aceptan rendirse, superan todas las dificultades, incluso hay algunos que han  llegando hacer surf nocturno en las calles

Aspectos sociales asociados a la vejez

Los adultos mayores no son tratados de igual forma en el mundo. Esto está en dependencia de las diferentes culturas y costumbres de la región. Algunos de los aspectos sociales que se asocian a la vejez son:

En Japón las canas simbolizan experiencia y respeto

En muchos países asiáticos, las personas mayores, son las más respetadas y veneradas de la sociedad. Alcanzar esta etapa de la vida, constituye una bendición y un privilegio. La vejez simboliza superioridad y sabiduría, que todos deben de respetar y admirar. Podemos comprobar esto en cualquier hotel, por más simple que sea, siempre los ancianos reciben una atención especial y diferenciada.

En muchos países de América Latina alcanzar los 65 años es una pesadilla

Ancianos
El estado, en esta situación, paga a los jubilados un subsidio el cual es mínimo para vivir, pero como nunca alcanza tienen que lanzarse a las calles a buscar cualquier trabajo que aparezca

Para cualquier persona promedio, la edad laboral es primordial para subsistir. Alcanzar los 65 años de vida significa renunciar, aunque no lo quieras, a la vida que llevabas antes. El estado, en esta situación, paga a los jubilados un subsidio el cual es mínimo para vivir, pero como nunca alcanza tienen que lanzarse a las calles a buscar cualquier trabajo que aparezca, aunque tire por tierra sus títulos universitarios y su experiencia.

En los Estados Unidos la vejez está sobrevalorada

En un país capitalista como los Estados Unidos, la fuerza de trabajo se hace indispensable y bien remunerada por el estado. Incluso se premian las horas extras y los dobles turnos, abusando de la necesidad de algunos y ofreciendo solo una mísera cantidad de dinero en comparación a lo que su trabajo generó al país. Es por esto que los ancianos no tienen un lugar muy aceptado en la sociedad, pues son muy pocas las empresas o lugares laborales que lo contratan luego de jubilados.

Por si fuera poco, en las televisoras, las radios, las empresas productoras de cine e incluso en las redes sociales, se ha creado un negativismo con respecto a este tema. Estos estereotipos solo consiguen que el envejecimiento sea aún más indeseable y el pensamiento erróneo de que al envejecer nuestra vida antigua acaba.

La depresión y la represión

La vejez es una fase de nuestra vida que lejos de ser esperada, es censurada en nuestros pensamientos. Creemos que cuando somos jóvenes tenemos el mundo a nuestros pies, podemos viajar, enamorarnos, realizar sueños, ser emprendedores y otras cosas más. Esto solo se cumple en nuestras mentes porque, a decir verdad, casi nunca podemos cumplirlos.

Cuando estamos en la preparatoria se nos hace casi imposible viajar por el mundo y hacer nuestras locuras. Ya después que alcanzamos la edad universitaria adquirimos más responsabilidades que antes, podríamos apostar por ese sueño que tenemos, pero no nos queda tiempo del estudio. Luego comenzamos a trabajar y se nos hace aún más imposible. Nos convertimos en robots del mercado con el único objetivo de ser el empleado del mes, de ganar estimulaciones, el respeto de nuestros compañeros y la felicitación de los superiores.

Sin darnos cuenta el tiempo pasa, los hijos crecen, las canas salen y solo nos queda reflexionar de lo que hemos logrado en nuestras vidas, de mirar atrás y sentir que cumplimos nuestro objetivo en este mundo. Pero siempre queda una chispita en nuestro corazón, una pequeña llama que tratamos de ocultar a toda costa. Nos hacemos creer a nosotros mismos que nuestro tiempo de diversión, de enamorarnos, de viajar, de realizar sueños, ha pasado. Caemos entonces en una depresión tratando de reprimir esos sentimientos sin darnos cuenta de que el momento perfecto es el aquí y el ahora.

¿Cómo afrontar la vejez?

Una pareja de ancianos enamorados
El que piense que los ancianos no pueden ser divertidos, después de leer esta historia se convencerá de lo contrario

La vejez no nos impide realizar nuestros sueños, somos más débiles, ¡Sí! Pero esto no significa que nuestra vida ha llegado a su fin, por el contrario, es solo una etapa más, así como la niñez, la adolescencia y la juventud. Vivirla y aprovecharla al máximo depende únicamente de nosotros. Una de las formas de hacerlo es aprender cosas nuevas como: otros idiomas, leer algún libro u otro oficio. Pero lo que hicieron estos abuelitos, impresionó a todo el mundo: surf nocturno en las calles. Aquí te cuento como sucedió todo.

Quizás pueda interesarte también: ¿Cómo aumentar la esperanza de vida de un país?

Surf nocturno en las calles

surf en las calles
Es por esto que los ancianos no tienen un lugar muy aceptado en la sociedad, pues son muy pocas las empresas o lugares laborales que lo contratan luego de jubilados

El que piense que los ancianos no pueden ser divertidos, después de leer esta historia se convencerá de lo contrario. Aunque no es menos cierto de que cuando envejeces pierdes algunas facultades físicas y tu cuerpo deja de funcionar como quisieras, no quiere decir que no puedas hacer travesuras como cuando eras joven. Pero estos abuelitos rompieron las barreras con su tierno surf nocturno en las calles.

Todo sucedió una noche lluviosa de abril del presente año, en medio de la cuarentena. Llovía a cántaros y la calle estaba prácticamente cubierta de agua. Fue así como les surgió la idea alocada. Tomaron una tabla de planchar vieja del desván y salieron a la calle en frente de su casa. Se subieron a ella y comenzaron a armar su show. Se deslizaban con los pies y resbalaban en el asfalto. Según los vecinos, tenían puesta una música muy alta y danzaban bajo la lluvia al compás de ella.

Quizás le interese: Deportes extraños y competiciones absurdas

El video de los ancianos haciendo surf nocturno en las calles se viralizó en Internet

Estas imágenes se grabaron por un celular desde un segundo piso. Se cree que fueron algunos familiares o unos vecinos. Lo cierto es que el video se viralizó obteniendo miles de vistas y reacciones.

Ésta es una de las muchas ventajas que tiene encontrar a la persona de tu vida, la que será tu compañero en las buenas, en las malas, en las locuras y en las más tontas travesuras. Esa persona que te amará sin importar el dinero o la posición social que tengas, que sabrá apreciar tu belleza a pesar de los años o de las arrugas y que te acompañará a hacer surf nocturno en las calles si eso es lo que quieres porque tus deseos para él(ella) son órdenes.

Si quiere ver otros casos insólitos da clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *