¿Qué es el Ébola y cómo se transmite?

A pesar de que se encuentra esparcido por el mundo, es difícil saber los lugares recónditos en los que habita. Sin dudas, un peligro invisible que causa afectaciones graves a los seres humanos. Los brotes tienen, hasta el momento, una tasa de letalidad aproximada de 50 %.

Tener conocimientos de las enfermedades que existen hoy en día es muy importante para todos. Por eso, encontrarás en este artículo lo que necesitas saber sobre el virus del Ébola, los síntomas y formas de evitar el contagio. 

Te enseñamos a cómo clasificar una persona según su apariencia y comportamiento

¿Dónde surgió el Ébola?

Qué es el ébola 4
Se descubrió en Nzara y Yambuku

La fiebre hemorrágica del Ébola fue detectada por primera vez en el año 1976. Se descubrió gracias a dos brotes en Nzara y Yambuku, hoy conocidos como Sudán del sur y República democrática del Congo. Curiosamente, el virus adquirió su nombre por el río Ébola, próximo a esas ciudades.

El género Ebolavirus es uno de los tres miembros que forman parte de la familia Filoviridae. A esta clasificación pertenecen cinco especies distintas:

  • Ébolavirus Bundibugyo
  • Ébolavirus Zaire
  • Ébolavirus Sudan
  • Ébolavirus Reston
  • Ébolavirus Taï Forest

En África Occidental ocurrió el brote más largo y peligroso desde la aparición de la enfermedad. La variante responsable del evento fue de la especie Zaire. Durante los años 2014 y 2016 se desató la contaminación viral más grande, superando el número de casos y focos detectados hasta el momento.

Sin embargo, este padecimiento no se retuvo en esa área geográfica, sino que comenzó su expansión por varios países. Primero llegó a Guinea y después avanzó por las fronteras terrestres, hasta llegar a Sierra Leona y Liberia. 

¿Qué síntomas provoca la enfermedad?

Qué es el ébola 3
Dolores musculares

El tiempo de incubación, desde que el virus es adquirido hasta la aparición de los primeros indicios de la enfermedad, puede variar de 2 a 21 días. Los infectados no presentan peligro de transmitir el germen hasta que los síntomas aparecen. Algunos de los signos infecciosos más comunes son: 

  • Tener fiebre repentina. Consiste en el aumento de la temperatura corporal como medida defensiva del sistema inmunológico. En general, puede confundirse con uno de los síntomas de otras enfermedades, por lo que es sumamente peligroso.
  • Debilidad. Es una sensación de decaimiento, que se vuelve persistente y puede dejarte en cama o sin ánimo durante algún tiempo.
  • Los dolores musculares, de cabeza o de garganta. Son indicios infecciosos comunes. Por eso, debes visitar a un especialista para descartar otros padecimientos. 
  • Vómito. Suele aparecer a medida que la indisposición se desarrolla. Consiste en la expulsión violenta de alimentos que se encuentran dentro de tu estómago. Puede causar deshidratación y daños al esófago. No se debe subestimar su aparición.
  • Diarrea, o en su peor caso disentería. Síntomas corrientes que tienen múltiples afecciones virales. Puede confundirse fácilmente con malestar estomacal o mala digestión. Sin el tratamiento oportuno causa deshidratación.
  • Erupciones cutáneas. Son un claro llamado de alerta. Se trata de pequeñas marcas en la piel, que pueden dar picor e incomodidad.
  • Disfunciones renales y hepáticas. Constituyen síntomas graves que debes atender de inmediato con un médico. Se ven afectadas las funciones de los riñones y el hígado. En el futuro estas molestias pueden conllevar a graves secuelas.
  • Hemorragias internas y externas. Aparecen en los casos de mayor urgencia. Al romperse los vasos sanguíneos, se crea una lesión que desencadena en pérdidas de sangre. Es imprescindible visitar un médico para evitar consecuencias mortales.

Estos son los test que te sorprenderán sobre tu personalidad

¿Es contagioso el Ébola?

El chimpancés está relacionado con el contagio a seres humanos

El virus llega a la población humana a través del contacto con los órganos, líquidos corporales y excrementos de animales contagiados. El murciélago de la fruta es uno de los huéspedes más frecuentes del Ébola.

Asimismo, chimpancés, gorilas, monos, antílopes y puercoespines son algunas especies que se han encontrado relacionadas con el contagio a seres humanos.

Una vez hecho el contacto con un animal enfermo, el resto de la propagación se desarrolla dentro de la comunidad. Producto a la interacción con los fluidos corporales vinculados al huésped infeccioso, la micosis pasa a extenderse entre personas.

Otra vía de contagio es mediante el acercamiento a objetos pertenecientes o tocados por el enfermo. Durante las ceremonias de inhumación cualquier roce con un cadáver infectado es altamente riesgoso.

Además, si bien ha sido poco estudiada, el contacto sexual representa otra forma en que las personas adquieren el virus. Es recomendable que, si algún miembro de la pareja se enferma, consiga asesoramiento médico para evitar la propagación.

Cuídate de estas noticias falsas que más han sacudido el internet en los últimos tiempos

¿Cómo prevenirlo y tratarlo?

Qué es el ébola 1
Lavarse las manos con regularidad

Resulta de vital importancia que te mantengas alejado de lugares donde se reportaron enfermos de Ébola. En caso de infección realiza una visita al médico para no dispersar el virus en tu comunidad. Algunas acciones para frenar los contagios son:

  • Disminuir el contacto con posibles animales infectados.
  • No comer carne cruda o poco hecha, que pueda haber estado expuesta al Ébola.
  • Evitar el trato cercano con personas contagiadas. En caso de acercamiento con enfermos o sus alrededores, usar guantes y equipo de protección personal.
  • Reducir el riesgo de transmisión sexual. Lo recomendable es mantener relaciones protegidas durante los siguientes 12 meses, contando a partir de la aparición de los primeros síntomas. Disminuir al mínimo el intercambio de fluidos.
  • Mantener los brotes bajo control sanitario y en aislamiento.
  • Conservar una buena higiene dentro y fuera de casa.
  • Permanecer alejado de cadáveres contaminados.
  • Lavarse las manos con regularidad para evitar que los gérmenes habiten en tu hogar. Se recomienda el enjuague con abundante agua y jabón.
  • Fomentar la separación de la población sana de la contagiada, para evitar una propagación masiva.

Tratamiento:

Aún no se conoce un método acertado para tratar el Ébola, pero existen varias opciones y procedimientos para ayudar a combatir la enfermedad.

  • Es necesario mantener un tratamiento de rehidratación con líquidos orales o intravenosos.
  • No existe vacuna aprobada contra el virus. Sin embargo, hay una alternativa experimental que ha expuesto resultados positivos. La vacuna rVSV-ZEBOV ha demostrado su protección ante esta afección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *