Teléfono inteligente sobrevive a una prueba extrema

Para que no quedara duda de la calidad de sus dispositivos, este fabricante hizo que su telefono inteligente sobreviviera a una prueba extrema

Un fabricante chino de teléfonos inteligentes puede haberse excedido un poco en su intento de demostrar cuán duradero era su último dispositivo, al conectarlo a un globo de gran altitud y verlo ascender a 31,540 metros, que es un poco más de 103,000 pies, y luego dejarlo caer. Hay pruebas de caída, y luego hay pruebas de caída. Sorprendentemente, el teléfono inteligente sobrevivió y todavía estaba en funcionamiento al impactar contra el suelo.

La marca spin-off (esto es, que fue creada como extensión de otra empresa) Iqoo, que pertenece a Vivo, tuvo la idea loca de atraer titulares. Y el teléfono en cuestión es un teléfono inteligente para juegos anunciado en marzo de este año. Un video del truco muestra lo que sucedió.

Se usó un globo lleno de helio para transportar el teléfono hacia el cielo. Donde estaba conectado a su propia plataforma y reproducía un video durante la mayor parte de la experiencia; (para ayudar a evaluar la vida útil de la batería en condiciones extremas).

Además de la vertiginosa altitud y las alteraciones de la presión del aire que conlleva; sobrevivió a temperaturas de -56 grados Celsius (-68 Fahrenheit), bastante frías según los especialistas.

Telefono inteligente sobrevive prueba
Especialista muestra el teléfono funcionando luego de la prueba

Momento de la prueba

Cuando alcanzó la altitud que deseaba el equipo, se soltó el teléfono. La caída se muestra acelerada en el video que te dejamos al final de este artículo. Encontrar el teléfono fue todo un desafío. No está claro dónde cayó el teléfono, se puede suponer que estaba en algún lugar de China.

Pero el equipo a cargo de recuperar el teléfono tuvo que desplegar 4×4 y aviones no tripulados Mitsubishi Pajero; para ubicar el teléfono Iqoo caído. Cuando lograron encontrarlo, la pantalla muestra que la cámara sigue grabando. Solo con pequeñas áreas de daño que pueden ser solo para el protector de pantalla.

El video se reprodujo durante un período de cinco horas y media, antes de que el Iqoo se cambiara de forma remota para grabar la Tierra justo debajo, lo que se hizo para demostrar la calidad de la imagen en condiciones difíciles.

La batería dentro del teléfono tiene una capacidad de 4,000 mAh y un sistema de carga rápida de 44 vatios para llenar la celda en solo 45 minutos, similar al cargador monstruoso Super VOOC de 50 vatios que viene con la Edición Oppo Find X Lamborghini. La batería le da potencia a un procesador Snapdragon 855, mientras que la pantalla mide 6.41 pulgadas.

Otros records anteriores

Con los años, ha habido muchas pruebas de caída de teléfonos, pero esta puede ser la más alta. En 2011, el fabricante de teléfonos robustos Sonim ingresó en el libro Guinness World Records después de que su XP3300 Force sobreviviera a una caída de 25 metros (82 pies) considerablemente más modestos. El Honor 8 se llevó la corona en 2016 cuando alcanzó los 18.421 metros (60.436 pies) también unidos a un globo.

No está claro si Vivo hizo un intento oficial de romper el récord. Por tener algún punto de comparación en contexto, el récord mundial del Dr. Alan Eustace para el salto en paracaídas de caída libre más alto tuvo lugar a 41,420 metros de altura, o 135,890 pies, y el Monte Everest tiene solo 8,848 metros (29,029 pies) de altura. Al igual que los teléfonos inteligentes Vivo en general, el teléfono Iqoo no se vende en los EE. UU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *